Anfrés Manuel López Obrador fue duro y directo contra el candidato perredista al gobierno de Michoacán, Silvano Aureoles, a quien calificó de “corrupto” y acusó de estar de acuerdo con el gobierno de Peña Nieto. En realidad agarró parejo porque lo mismo expresó de los candidatos del PRI y del PAN para invitar a votar por la candidata de su partido, María de la Luz Núñez Ramos.