horoscopomaya

La civilización maya con una historia de aproximadamente 3.000 años es una de las culturas precolombinas más importantes, pues su legado científico y astronómico es muy valioso, tal es así que el calendario que desarrollaron es mucho más exacto que el actual calendario gregoriano. Utilizaba dos calendarios: el Haab Cafric, de 365 días y un calendario sagrado: el Tzol, de 260 días “signo”.

El Haab Cafric, combinado con el calendario sagrado Tzol, el cual estaba formado por meses de 20 días o “Uinal”, y 13 “sellos” (correspondientes a las 13 lunas) daban características distintas a cada día, en una rueda calendario de 52 años. Esta diferenciación de cada día lo convertía en un evento especial, que asumía carácter profético, por ejemplo dando al recién nacido, características especiales según su día de nacimiento.

 

Animales mayas y sus características

Las 13 lunas tomaban el nombre de animales que eran muy significativos para los mayas y son las siguientes:

Lagarto, nacidos del 13 de diciembre al 9 de enero: signo en continua búsqueda interior, adaptables, generosos, bondadosos y serviciales.

Gorila, nacidos del 10 de enero al 6 de febrero: persistentes, inquietos, alegres, les gusta reírse de los demás y de sí mismos.

Halcón, nacidos del 7 de febrero al 6 de marzo: signo afortunado, de personalidad definida y carácter fuerte, ambiciosos, inteligentes y decididos.

Jaguar, nacidos del 7 de marzo al 3 de abril: apasionados y luchadores, leales, muy independientes, muy esforzados; los hay excéntricos y convencionales.

Zorro, nacidos del 4 de abril al 1 de mayo: nobles, con vocación de servicio, comprensivos, tradicionalistas, conservadores, quieren casarse y tener hijos.

Serpiente, nacidos del 2 de mayo al 29 de mayo: aman el lujo y el confort, son luchadores y trabajadores. No les gusta que nadie se interpongan en su camino.

Ardilla, nacidos del 30 de mayo al 26 de junio: charlatanes, poco discretos, amigables pero inestables, suelen cambiar de opinión, son activos e inquietos.

Tortuga, nacidos del 27 de junio al 25 de julio: tranquilos, lentos y constantes, no les agradan los resultados fáciles, son muy inteligentes.

Murciélago, nacidos del 26 de julio al 22 de agosto: emprendedores, de carácter fuerte, líderes innatos, impulsivos.

Escorpión, nacidos del 23 de agosto al 19 de septiembre: reservados, seguros de sí mismos, críticos, les gusta pasar inadvertidos.

Venado, nacidos del 20 de septiembre al 17 de octubre: muy sensibles, frágiles, enfermizos, con gran belleza interior, les gusta cuidar su imagen.

Lechuza, nacidos del 18 de octubre al 14 de noviembre: impulsivos, misteriosos, cautivadores, soñadores y muy intuitivos.

Pavo Real, nacidos del 15 de noviembre al 12 de diciembre: extrovertidos, carismáticos, desean llamar la atención, un poco ostentosos.

Durante siglos, no pocos se han asombrado con la certeza de la astrología maya. Esta cultura tomó como parte de su esencia el conocimiento e interpretación del tiempo y de los sucesos que en el transcurso de éste podrían acaecer; con lo anterior se pretendía aplicar las ‘energías universales’ para el crecimiento y evolución del ser humano. Las siguientes predicciones, aplicadas al Zodíaco occidental que se presentan en esta publicación, podrían ayudarle a canalizar su propia energía para aplicar las medidas de precaución y salir triunfante de los aspectos negativos, tomar decisiones que necesita para favorecer cambios positivos en su vida, y alcanzar sus sueños en el amor, la salud y la prosperidad.

 

El amor y la salud según los mayas

El amor está relacionado con el concepto mental-emocional. Personifica la templanza del corazón y viene regido por una ley de karma, de enseñanza o prueba. Los momentos de vivir el amor traen modificaciones a nuestra vida, que responden a aquello que necesitamos aprender para evolucionar. El amor es un arte, cuanto más creativo más se activa: se aviva en convivencia con un diálogo sincero y constante, diciendo adiós a la monotonía y atrayendo la novedad.

Tomando como ejemplo un lazo cuyas terminaciones forman un nudo, cuando éstas se enfrentan y se unen, hay mejores resultados porque se concentra la energía. Así serán también los resultados de la emotividad. Recuerde que el único soporte en nuestra vida es el amor verdadero, el respeto y la sinceridad.

La mente maneja nuestra salud y los pensamientos la reflejan: si se desborda, se enferma; si se cuida, se sana. Nuestros campos energéticos son manejados mediante el cerebro y ellos gobiernan nuestros sistemas y órganos. Cada vez que el ser humano tiene más poder, vibra a mayor intensidad y crea más actos. Cuidar y cultivar el espíritu, el alma y la cabeza ayudará a construir una sociedad sana y mucho mejor. Por eso, cuide su forma de pensar, actuar y sentir.

CONSULTORIO ESOTÉRICO