Dice el presidente del PRD nacional, Carlos Navarrete, que la izquierda está muy dividida y eso complica derrotar al PRI, “aquí cada quien quiso poner su casa. López Obrador con su casa chica, nosotros nos quedamos con la casa grande y Dante Delgado anda arrastrando los restos de su casa de Movimiento Ciudadano”. Es optimista Navarrete, pues supone que los resultados electorales pondrán al PRD como “el mejor partido político de la izquierda mexicana”. Lo paradójico es que lo expresó en el mitin de apoyo a Julio Saldaña en Boca del Río, ¿no sabrá a qué consignas obedece?