Por Mario Javier Sánchez de la Torre
06 de mayo de 2015

Con la promulgación por el Presidente de la República de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, en el Diario Oficial de la Federación, de fecha 4 de mayo del año en curso, en su edición vespertina, a partir de hoy, ésta entra en vigor. Con la cual y otras que aún están en proceso de elaboración en el Congreso de la Unión, tenemos la esperanza la mayoría de los mexicanos que las cosas en el país comiencen a cambiar.

El Jefe del Poder Ejecutivo Federal durante el acto manifestó, que este nuevo acto legal es un primer paso para lograr el objetivo de Estado que es construir un gobierno completamente abierto al escrutinio de los ciudadanos como ocurre en muchos otros países del mundo.

Durante el importante acto que se efectuó en el Palacio Nacional, también expresó Peña Nieto, que los gobiernos abiertos son un nuevo estándar de corresponsabilidad en el que autoridades y sociedad hace uso de la información pública con espíritu constructivo para generar conocimiento, soluciones y aplicaciones en beneficio de la nación que lleva a la práctica este forma de gobernar.

Ampliando su explicación así: los gobiernos abiertos son la nueva frontera de nuestra democracia, son un nuevo modelo colaborativo que está transformando la manera en que interactúan ciudadanos y autoridades. Este modelo requiere sociedades democráticas, gobiernos transparentes y tecnologías que contribuyan a este propósito. Es un paradigma de autoridades proactivas que publican la información en formatos sutiles y amigables, incluso antes de que sea solicitada.

En cuanto a la transparencia indicó: la transparencia, sin duda, fomenta la honestidad y la integridad en el servicio público. La transparencia ayuda a prevenir y combatir la corrupción. La transparencia promueve la responsabilidad y la eficacia en la gestión pública. La transparencia empodera a los ciudadanos para evaluar a sus autoridades y exigirles que rindan cuentas. En síntesis, con esta nueva ley se cierran espacios de opacidad y discrecionalidad y se abre una nueva etapa de transparencia y rendición de cuentas en todo el país.

Es importante señalar que el pasado 24 de septiembre del año 2014, en la ciudad de Nueva York, ante la presencia del presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Barak Obama, Enrique Peña Nieto asumió la presidencia del organismo internacional Alianza para el Gobierno Abierto, evento en que el mandatario mexicano manifestó: la promoción de la transparencia, la lucha contra la corrupción y el empoderamiento de la ciudadanía son situaciones clave en este tipo de gobiernos. A lo que agregó: que los gobiernos abiertos son la nueva frontera de la democracia.

Sin lugar a dudas todo lo manifestado por el Presidente de México, tanto en el acto del pasado 4 de mayo en el Palacio Nacional, como lo expresado en la ciudad de Nueva York, el pasado 24 de septiembre del año 2014, como discurso suenan muy bien, muy bonito, digamos. Pero lo importante de todo esto es que tan excelentes legislaciones que se hacen en nuestro país, se apliquen y no sirven solamente para llevar a cabo eventos nacionales e internacionales de aparente relevancia y nada más. Y que estas leyes queden como letra muerta, razón por la que en el país reina la nefasta impunidad. Hasta el miércoles.

Contacto:

noti-sigloxxi@nullhotmail.com