Primero fue el senador Alejandro Encinas quien señaló que había irregularidades en el manejo de recursos públicos en la Delegación de Sedesol-Veracruz por 500 millones de pesos, presentó documentación aparentemente comprobatoria de su dicho, sin embargo Marcelo Montiel declaró que la documentación es apócrifa y que sorprendieron al senador. Ahora, el diputado federal Juan Bueno Torio asegura que existe un desvío de ocho millones de pesos para favorecer las campañas del PRI en esta entidad y como prueba presentarán a dos personas “que certificarán la veracidad de los videos en los que presuntamente se distingue que funcionarios de la dependencia sustraen dinero destinado a programas como Empleo Temporal, Cruzada Nacional Contra el Hambre, 3×1 Migrantes y Gestores Voluntarios”. Pero todo debe tomarse con las debidas reservas, pues este tipo de acusaciones menudean en tiempos electorales.