“La realidad es que el túnel de Coatzacoalcos sigue siendo una vergüenza para los veracruzanos, es una obra que inició en el año 2006 y debió haber terminado en el 2009, cuyo costo al inicio se programó con mil 500 millones de pesos y ahora va por 3 mil 800 millones y aun no la terminan.” Por si no bastara, el diputado asegura que “ya se echó a perder un cuerpo del túnel, se les oxidó, es un cuerpo que va entre 250 millones de pesos, que lo van a volver a hacer… sin duda se tendrán que fincar responsabilidad y ya la Auditoría Superior de la Federación hizo una revisión y existen desvíos de recursos en esta obra”. No faltó lo patético al comparar la construcción del paso entre el Canal de la Mancha en Europa y el de Coatzacoalcos, “el primero con 50 kilómetros lo hicieron en dos años y este que es de 500 metros ya lleva casi 10 años, es una vergüenza”.