Por Josè Aurelio Ruiz Arguelles
27 de mayo de 2015

Así es, estimado lector, aunque suene raro, en cierto modo tenemos todo el derecho de vender nuestro voto, si así lo deseamos. Y es que, por un lado, es evidente que muchas de las personas que emiten su sufragio a algún candidato por un apoyo en efectivo o en especie lo hacen conscientemente, tal vez con algún grado de coacción o coerción, no obstante, estas condiciones anteriores no desembocan precisamente en la obligación de ejercer el voto por cierta opción, ya que al momento de emitir la decisión nadie, absolutamente nadie está observando por quién vota el elector.

Han sido muchos los casos  a nivel municipal, estatal y nacional en México donde el candidato con más recursos no precisamente es el que obtiene la victoria, aún con una gran movilización territorial el día de la elección y el ofrecimiento de extensas dádivas a cambio del sufragio. Si la mayoría del pueblo no quiere que alguien sea electo, no lo será, así de fácil.

Sí, por supuesto, los factores de la pobreza, ignorancia y el eventual clientelismo electoral juegan un papel decisivo en todas las elecciones, pero es innegable que el grueso de la población conoce, a estas alturas y época, que su voto es libre y secreto, es de dominio popular que en muchas elecciones la mayoría de las personas expresan y refrendan su apoyo a cierto candidato y el día de la elección votan por una opción distinta. Insistir a los electores a no vender su voto, es influir en que no realice su derecho, si así lo consideran. Punto y aparte es la compra de credenciales, que se debe analizar con mayor profundidad.

Independientemente que es urgente la implementación de educación cívica en todo el país, sobre todo en las comunidades rurales, querámoslo o no, vivir en una democracia (en construcción o como se le quiera llamar) implica el respeto hacia los demás votantes, los cuales muchos de ellos toman la decisión de ofrecer su voto al mejor postor, acción tal vez no moral pero que al final de cuentas es su derecho. 

Contacto:

twitter: @joseaurelio_