150 mil firmantes exigen que el INE  considere la pérdida o anulación del registro al Partido Verde Ecologista de México, al que acusan de graves y sistemáticas violaciones “en contra de la Constitución y de las Leyes en materia electoral…”. Justa o no la petición seguramente no prosperará pues una decisión de esa naturaleza constituiría un auténtico terremoto político y electoral ya que en esta elección el Verde Ecologista, ya sea con o sin trampas, aportará al PRI un buen caudal de votos que le permitirá obtener triunfos holgados aun en distritos considerados muy difíciles. Ese trompo el INE no se lo echa a la uña.