1 Javier

Llamado “príncipe entre tenores”, por la expresividad de su voz y gestos, el cantante mexicano Javier Camarena, poseedor de una sólida carrera en los principales escenarios del mundo, donde ha obtenido logros únicos, nació el 26 de marzo de 1976.

El oriundo de Xalapa, Veracruz, inició su carrera musical a los 19 años de edad, aunque ya desde antes sabía que se dedicaría a este arte, pero no exactamente como cantante sino como instrumentista.

Sin embargo, según declaraciones de Camarena difundidas en el sitio electrónico de la revista “Líderes Mexicanos”, “tenía 19 años y estaba muy viejo para empezar a estudiar piano o guitarra.

“La edad máxima para piano es 12 años y para guitarra 17. La única opción para la que cubría todos los requisitos era la carrera de canto”, añadió, por lo que incursionó en el arte vocal y durante la carrera en la Universidad Veracruzana confirmaría su talento.

“Cuatro años después de haber empezado a estudiar me di cuenta de que cantaba bien. Mi maestra Cecilia Perfecto fue la responsable de eso y de que yo sea cantante de ópera“, puntualizó en el mismo portal.

“Ella fue quien tuvo la visión desde un principio y quien me dijo que tenía buena voz para ser tenor. También fue quien me aconsejó que me fuera a Guanajuato para continuar con mis estudios”.

De acuerdo con información de su página en Internet, cursó estudios con la maestra Cecilia Perfecto en la Universidad Veracruzana, posteriormente Camarena se graduó con honores de la Escuela de Música de la Universidad de Guanajuato.

En dicho plantel estudió con Hugo Barreiro, Eugenia Sutti y Edith Contreras, y en 2004 ganó del Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli, en el Palacio de Bellas Artes.

En 2005, recibió el Premio Juan Oncinas en el Concurso Internacional de Canto Francisco Viñas en Barcelona, España, y un año después fue aceptado en el Opernstudio de la Opernhaus de Zúrich, en Suiza, donde fue asesorado por el tenor Francisco Araiza, quien es su maestro hasta la fecha.

Hizo su debut nacional en 2004 en el Palacio de Bellas Artes, en el papel de “Tonio” en “La hija del regimiento”, y desde abril de 2007 fue contratado como solista del Opernhaus de Zúrich, donde debutó en el papel de “Lindoro”, de la ópera “La italiana en Argelia”, de Rossini (1792-1868).

Sobre estos primeros logros, conforme a la información de “Líderes Mexicanos”, su trayectoria ha sido establecida por al menos dos acontecimientos, de los cuales el primero fue ganar el concurso Carlo Morelli.

Después de ello, declaró, “empezaron las ofertas de trabajo en la Ciudad de México. El concurso fue en agosto y para noviembre ya estaba haciendo mi debut en Bellas Artes”.

Enseguida buscó estudiar en Suiza con el tenor y maestro mexicano Francisco Araiza. “Mi gran amiga, la soprano Rebeca Olvera, se había ido un año antes allá”.

Cuando ella regresó a México “me dijo que también debería irme porque tendría buenas oportunidades gracias a mi voz y mi repertorio.

“No me fui de México porque me faltara trabajo sino porque quería crecer y sabía que si me quedaba aquí era difícil que pudiera trascender más en cuanto a lo que ya sabía”, continuó en sus declaraciones.

Resaltó que “fue muy gratificante que solo cuatro meses después de comenzar con el programa, me contrataron en la Casa de Ópera de Zúrich”.

La segunda etapa sucedió tras su debut en la Opernhaus, con la pieza “La italiana en Argel”, de Gioachino Rossini (1792-1868), éxito que le significó debutar en los siguientes tres años en casi todos los más reconocidos teatros de Europa.

Entre ellos la Ópera de París y la Estatal de Viena, aunque su objetivo máximo estaba en el Metropolitan Opera House de Nueva York, donde, sin saberlo hasta ese momento, habría de obtener uno de sus mayores triunfos, que pocos cantantes han logrado.

Según su sitio en Internet, así como los de Talento de Clase Mundial y Ars Vocalis de México, el tenor mexicano ha recibido invitaciones para participar con la Staatsoper de Viena, la Semperoper de Dresden y la Deutsche Oper am Rhein de Düsseldorf.

También, la Oper Köln y la Staatsoper Unter den Linden en Berlín, la ópera de Bruselas, el teatro Liceo de Barcelona, la ópera de París y la Metropolitan Opera House de Nueva York.

Además, de acuerdo con las mismas fuentes, en el ámbito internacional ha compartido escenario con figuras de talla mundial, y ha sido dirigido por primeras batutas de renombre, de las que sobresalen las de Claudio Abbado o Zubin Metha.

Entre los logros más renombrados de Javier Camarena está su actuación en “La cenerentola”, de Rossini, en el Metropolitan Opera House.

Obra en la que por la ovación del público y con la anuencia del director Fabio Luisi se convirtió en el tercer cantante en las últimas siete décadas en bisar el aria de Ramiro “Si, ritrovarla io giuro”, lo que antes sólo habían logrado Luciano Pavarotti (1935-2007) y Juan Diego Flórez (1973).

Éxito similar obtendría meses después en el Teatro Real de Madrid, al interpretar 18 “do de pecho” perfectos al bisar el aria “Ah! Mes amis quelle jour de fête”, de la ópera “La hija del regimiento, de Gaetano Donizetti (1797-1848), lo que le convirtió en un cantante único.

De su triunfo en el Metropolitan Opera House, Camarena recordó en “Líderes Mexicanos”: “lo primero que venía a mi cabeza mientras bisaba en el Metropolitan, era acordarme de cuando no me gustaba como cantaba y toda la preparación, todas las horas de estudio, todo el tiempo y los sacrificios que tuve que hacer para llegar a ese momento”.

En su carrera ha obtenido reconocimientos como “Revelación del Año” en su temporada 2012-2013, por su participación como Nemorino en “El elíxir de amor”, de Donizetti, y los lectores en América Latina de la revista “Esquire” lo designaron “Hombre del Año” en la categoría de Música.

Igualmente, la revista “Líderes Mexicanos” lo incluyó en su lista de los personajes más destacados y la publicación “Quién” lo ubicó entre las 50 personas que transforman a México.

Actualmente Javier Camarena realiza la gira por México “Príncipe entre tenores“, que inició el 9 de mayo en Torreón, Coahuila, continuó el día 13 en Tijuana, Baja California, y abarcará el 17 en Guadalajara, Jalisco; 20 en Cuernavaca, Morelos; y 28 en la Ciudad de México.