Quienes habitan en las regiones llaneras de Veracruz están habituados a ver con naturalidad una mesa ocupada por cuatro o más comensales y a su alrededor cartones de cerveza que han sido consumidas en el término de unas cuantas horas, esa imagen invoca la inferencia de que somos bebedores en serio. Sin embargo, la OCDE nos quita lo presumido al enterarnos que los niveles de consumo de alcohol en México están entre los más bajos de los países de la OCDE pues en México consumimos en promedio 5.7 litros de alcohol, per cápita, mientras en el resto de países (34) de la OCDE el promedio es de 9.1 litros. ¿Usted qué cree?