Por Mario Mijares
19 de mayo de 2015

Invitación al Foro Político Universitario, para el día hoy martes 19 de mayo de; 17 a las 19 horas, en el Centro Xalapeño, y parafraseando a Plutarco. ¡No se comentarán historias! sino los ciclos políticos en la vida del pueblo mexicano

1.- La tribuna tendrá como tema; los Ciclos Políticos en México, en dónde se aclarará desde el inicio del cómo; tanto la ideología imperialista angloamericana así también la ineficiencia en el discernimiento de algunos teóricos locales, le han hecho un grave daño a la comunidad política contemporánea. Hoy día se confunde al “animal político”, con la “bestia de poder”, todo es a partir de este arquetipo de manipulación, en la que las bestias despliegan una subcultura del saber político y de la libertad, pretendiendo con ello darle un nuevo orden a sus propósitos.

La Política ha sido transmutada en una ofensiva sin reglas, predominando aquel que dentro de la dialéctica del amo y esclavo, ha sido capaz de imponer tales criterios para su provecho. El actual conocimiento, se provee en medio de una falsa realidad establecida por los ideólogos del imperialismo con el pomposo nombre de “sociedad civil”. El objetivo de esta manipulación imperialista es la de descalificar todo principio político, pues cada día se ve y escucha el rechazo a todo lo que se olfatee a política o político.

2.- La escuela de pensamiento angloamericana posmoderna, niega la vida política de manera invariable, concibiendo una realidad artificial a través de los saberes como: el liberalismo; el positivismo; el funcionalismo; el marxismo y el enfoque sistémico. Logrando con todas ellas, confinar a la Teoría Política. La idea es la de separar no únicamente el comportamiento del zoon politikón, sino también, el conocimiento del mundo que lo rodea. Incluso hacer que se confunda al animal político con el homo economicus, abandonando el homo sapiens, (el hombre que sabe), para preparar en las aulas a través del “modelo de competencias”, el homo faber, el hombre que hace políticas públicas.

3.- A los mismos partidos políticos los han censurado, con toda la intensión de implantar sus condiciones. Ahora el escenario es la imposición de lo que llaman pomposamente como “ciudadanía”, como si los que militan o son simpatizante de un partido político, no fueran ciudadanos. La paradoja es que precisamente un partido político es en esencia; “una parte de esa ciudadanía”, pero organizada. Elena Poniatowsca, declaró en La Jornada, 17/05/20015, que los partidos políticos son una mierda”, el caso es que la misma descomposición del Estado Mexicano, lleva implícito el tener este tipo de partidos políticos. Pero eso no quiere decir que tal organización política sea la culpable. Finalmente hoy día es la única manera que se tiene para conquistar y conservar el poder aparte de la vía armada.

4.- De forma precisa el objetivo del Foro, enmarca dos líneas; la primera de carácter académico cuya tarea es la de rescatar el atributo de la política tanto “facultativa” como “operativa”. Faena que el mismo Giovani Sartori en un reciente ensayo titulado ¿Hacia dónde va la ciencia política? expone sobre el parricidio de la ciencia política, por parte de las áreas sociales. Sobre todo, en la versión norteamericana, la cual según él camina con pies de barro hacia ninguna parte, sometida por el empirismo y preocupada por temas cada vez más irrelevantes.

La segunda es mostrar los distintos ciclos políticos por donde ha pasado esta nación tan deteriorada. Es el recorrido del pueblo mexicano en gran parte de su devenir histórico. La sentencia es antigua dice; “pueblo que desconoce su historia está condenado a repetirse”, sin duda el devenir histórico es la memoria de los pueblos. El deseo primario es comentar las constantes repeticiones del pueblo mexicano, para de esta forma evitar su olvido. Los fracasos padecidos durante poco menos de una centuria, a consecuencia del abuso de autoridad y de los privilegios reales del poder público, han provocado una molestia constante en una parte importante de la población, sobre todo ilustrada.