Los mexicanos estamos tan acostumbrados a la corrupción en todos los sectores que ya nos resignamos sin protestar a pagar litros de menos o litros incompletos de gasolina. Ahora que la PROFECO ha actuado con mayor regularidad contra gasolineras se descubre ese gran fraude, lo confirma el que de 100 gasolineras inmovilizadas en la entidad, el 10 por ciento está en Xalapa, acaso Poza Rica se lleve las palmas, según el delegado de esta dependencia. Pero se requiere de mayor rigor pues 20 de esos negocios sorprendidos en culpa son reincidentes ¿por qué no se les multa o se cancela la concesión? Es obvio que el reincidente lo volverá a hacer si no se aplican medidas correctivas, entre ellas exhibirlas públicamente como un remedio a sus tropelías.