images (1)Redacción- 2015-05-22

Palestinos, israelíes y donantes internacionales deben actuar para evitar “una peligrosa crisis financiera” en la Franja de Gaza, enclave que registra probablemente la mayor tasa de desempleo del mundo, afirma un informe del Banco Mundial (BM) publicado este viernes.

Este informe, que se presentará el próximo miércoles en Bruselas, ha sido elaborado de cara a una reunión del comité encargado de coordinar la ayuda internacional a Gaza, casi un año después de que la ofensiva israelí contra el movimiento palestino Hamas matara a unos 2.200 palestinos, en su mayoría civiles.

Según el Banco Mundial, la desaparición virtual de las exportaciones de Gaza sólo puede explicarse por “la guerra y el bloqueo” impuesto por Israel a este enclave palestino desde 2007.

El impacto de este bloqueo, en el que también participa Egipto, es “devastador” para la economía del territorio, al implicar una caída de más del 50% del PIB.

El informe insta a la Autoridad Palestina, a Israel y a los donantes internacionales a “actuar” y a “poner en marcha reformas” para “invertir la reciente y preocupante desaceleración del crecimiento económico” y “evitar que el enclave conozca una peligrosa crisis financiera”.

El BM destaca que el desempleo en la Franja de Gaza aumentó en 2014 hasta el 44%, “posiblemente la tasa más elevada del mundo”, y señala que un 39% de los gazatíes viven por debajo del umbral de la pobreza, aunque cuatro de cada cinco habitantes reciben una ayuda.

El estudio subraya la necesidad de un “gobierno palestino unificado en Cisjordania y en la Franja de Gaza” para reconstruir la economía del territorio, al tiempo que reclama un levantamiento del bloqueo para permitir la circulación de bienes necesarios para conseguir una recuperación económica.

De los 3.500 millones de dólares prometidos por la comunidad internacional a Gaza, se han abonado casi mil millones (27,5%), añade el documento. Sin embargo, la falta de fondos internacionales pesa menos en la recuperación económica que “la limitación de la importación de material de construcción”, precisa.

Israel controla cualquier entrada de material de construcción en el territorio controlado por Hamas, al invocar el riesgo de su uso en la fabricación de armas o en la construcción de túneles que sirvan para atacar el territorio israelí.

Mientras Israel controla también dos de los tres pasos fronterizos terrestres de la Franja de Gaza, las autoridades egipcias limitan el acceso al tercero, situado en Rafah.

Agencia AFP/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO