YIR_4624-ok-440x294XALAPA, Ver. (proceso.com.mx).- Columba Campillo González, joven de 16 años “levantada” el pasado miércoles en el bulevar del Puerto de Veracruz y arrojada muerta dos días después en el fraccionamiento residencial Los Delfines de Boca del Río, fue “inyectada” y posteriormente asfixiada con una almohada por sus secuestradores, quienes tomaron la decisión de privarla de la vida una vez que se le “cayó” la venda que cubría los ojos y reconoció a sus captores, resumió la Fiscalía General del Estado.YIR_4620   

El asesinato de Campillo González, estudiante del colegio privado Villa Rica y que dio origen a la viralización en redes sociales de la etiqueta #MeDuelesVeracruz, cimbró las estructuras de seguridad pública y de procuración de justicia del gobierno de Javier Duarte , razón por la que se desplegó una cuadrilla de detectives y una estrecha coordinación con la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para dar con los autores materiales e intelectuales.YIR_4582

El artero homicidio de la joven y la etiqueta #MeDuelesVeracruz fue combinado con la ola de violencia desatada en Veracruz, que llevó a los cibernautas a repudiar al gobierno de Duarte y a exigir la renuncia del secretario de Seguridad Pública (SSP), Arturo Bermúdez.

Según el fiscal Luis Ángel Bravo Contreras, el asesinato de la menor se dio una vez que sus captores encabezados por Tonatiuh García Alguarme, de 29 años, en complicidad con Rosa Ileana Mortera Trolle, de 38, deciden “secuestrar” a Columba Campillo porque su familia (abuelos) tiene un “restaurante” y “mucho dinero”.YIR_4568

Bravo expuso que para ganarse la confianza de Campillo, Mortera se fue acercando a la menor y compartiendo el gusto por el ejercicio, “es así, cuando la indiciada se gana la confianza de la menor y la familia”.

El fiscal general del Estado reveló unos audios de las llamadas telefónicas entre la madre de la menor asesinada y García Alguarme en las cuales éste pide un rescate de un millón de pesos, so pena de matar a la menor si el dinero no es entregado a la brevedad.

Sin embargo, la comunicación entre la familia Campillo González y los secuestradores de la menor, cautiva en un hotel de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, se cortó una vez que a Columba se le cayó el vendaje de los ojos.

“Hubo una estrecha colaboración con la PGJ de Puebla, quienes intervinieron el día de ayer a Ileana Mortera, quien es señalada por Tonatiuh García de haber facilitado (sic) toda la información con respecto a la menor privada de la vida; señaló su rutina, el restaurante propiedad de su familia”, detalló Bravo.

Añadió que después de asesinarla, los captores abordaron un “taxi ilegal” y la dejaron en un predio baldío de Boca del Río: “La persona que buscó el acercamiento con Columba, a través de las rutinas de ejercicio es Ileana Mortera, quien intercambia números telefónicos, incluso quedó plasmada una amistad en la red social Facebook”, expuso Bravo Contreras.YIR_4565

Hubo otras tres personas detenidas, Osiris Alguerme García –hermano de Tonatituh– y quien contaba con una orden de aprehensión, y dos sujetos más que habrían participado en el secuestro y homicidio de Columba, de quienes sólo se proporcionaron sus apodos.

Luis Ángel Bravo aseguró que a Tonatiuh García se le tienen abiertas otras averiguaciones previas, pues en su confesión señaló que era la “cuarta vez” que cometía un secuestro.

“No hubo participación de la delincuencia organizada, es un secuestro y un homicidio generado desde el origen doméstico, es una persona del entorno quien facilita la información, pues hay lazos de comunicación que son verdaderos”, explayó Bravo.

La familia de Ileana Mortera ya se inconformó por lo que aducen como una “detención ilegal”, pues fue intervenida en Puebla sin una orden de aprehensión, además de que alegan que la hoy indiciada tiene más de un año de vivir en el municipio de Cholula, Puebla y sólo baja al puerto de Veracruz cuando participa en eventos deportivos.

En relación a Melisa Hernández, quien apareció en Acapulco, Guerrero con su pareja sentimental luego de que sus padres interpusieron la denuncia ministerial 113/2015 por “desaparición forzada”, el fiscal Luis Ángel Bravo dejó entrever que ya no habrá intervención gubernamental si decide volver a irse, como ya amagó la joven.

“Si decide ella volver a irse con su pareja sentimental, ella es mayor de edad y decide de su vida, no tiene nada que ver con un secuestro, pese a lo que se movió (sic) en redes sociales”.

Pese a esta resolución ministerial, en Twitter y Facebook las recriminaciones a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), a la Fiscalía General del Estado (FGE) y al gobierno de Javier Duarte son más que evidentes.

“Indigna y duele el terrible asesinato de la joven Columba Campillo ¿Qué futuro se construye para los jóvenes veracruzanos?”, “Brutal indignante Columba Campillo 16 años salió a correr y así la encontraron violada y asesinada”, “Y cómo festejar a una madre [email protected] [email protected] está [email protected] o [email protected] ? Con licuadoras, con frutsis, con un pastelillo?”, “Se tiñe de sangre. Mientras, Javier Duarte entona su melodía “Aquí no pasa nada”.

Además: “Lo bueno que ya ni ganas de salir me dan. Qué triste la inseguridad, pesadillas que se hacen realidad”, “Que tristeza me da pensar en que mañana podría ser yo, mi hermana o una amiga y no se haga nada al respecto”.

“Veracruz, estamos llegando a los límites de la impunidad. Columba Vive. Fuerza Villa Rica”, “La situación está como para que las jóvenes se encierren y no salgan ni a la escuela”, “Hasta cuándo Duarte, ¿hasta cuándo seguirán robándonos el derecho de vivir tranquilamente?”, son sólo algunos de los reclamos en redes sociales ante la violencia y la inseguridad.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.proceso.com.mx/?p=403842