Por Mario Javier Sánchez de la Torre

    A 20 días de que se lleve a cabo la jornada electoral por medio de la cual se renovará la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, las campañas de los candidatos de cada partido de esta entidad federativa a alcanzar una curul en la citada Cámara, en su mayoría han carecido de un contenido político que resulte atractivo, novedoso y principalmente viable, para el electorado.

    Además, de que por la fiscalización tan rígida a que obliga la nueva Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE), principalmente en todo lo que respecta a los dineros, esto, aunque usted no lo crea estimado lector, ha propiciado el que actualmente ya no tengamos que estar soportando en todas las vías públicas, las fotografías, en algunos casos hasta de cuerpo entero    –  según el tamaño del ego del personaje  –    de cada uno de ellos o ellas.

    Situación que podría originar, según argumentar algunos integrantes de estos institutos políticos, el que los electores no identifiquen a quienes tienen el vehemente deseo de representarnos en el Congreso de la Unión. Vehemencia que durante las campañas no tiene límite, comparación alguna, digamos. Realmente es indescriptible, en algunos casos, el furor que ésta alcanza. Pero que lamentablemente al llegar a obtener el triunfo, porque el voto de los que les creyeron se los dio, por obra de magia desaparece, se les olvida, ya no existe más.

    Por lo que respecta a la preocupación de los militantes de los partidos de los candidatos, de que por falta de propaganda estos no puedan ser identificados por sus representados, la realidad, eso es lo que menos importa, pues en la mayoría de los casos, todos aquellos que lleguen a San Lázaro muy difícilmente regresarán a recorrer el territorio que supuestamente “representarán” en el Poder Legislativo del Gobierno de la Federación.

    Pero independientemente de lo narrado, de si hay, o no propaganda del “candidato o candidata”, hay situaciones en que todo parece indicar,    -increíblemente-     que lo que se busca es evitar que se conozca al elegido o elegida.

 Como ejemplo de esta situación podemos citar a la candidata por el distrito federal electoral X, denominado Xalapa Urbano, del Partido Nueva Alianza (PANAL), Nelly Reyes López.  Pues su servidor la ha tratado de localizar desde hace más de 15 días, con la única finalidad de invitarla a una entrevista, como lo he hecho con los otros candidatos de esta demarcación electoral, sin hasta el momento tener la dicha de poder localizarla. Las únicas respuestas que he obtenido en las oficinas de su partido son: hablar con uno de los asistentes que tiene la candidata, quien me informó, eso sí muy amablemente, que el asunto de la invitación a la entrevista se lo trataría al secretario privado de la candidata y que me avisarían. Situación que a la fecha no ha sucedido. Pero el que yo no la haya localizado es lo de menos, platicando con los otros candidatos del mismo distrito, comentan que tampoco la han visto, pues no ha asistido a los debates que se han organizado. Será que es un fantasma.

    En este caso la situación se complica, pues para aparecer oficialmente como candidata es que su partido la registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE) y al obtener el registro, en forma automática tiene derecho a recibir lo que la ley otorga a cada candidato, incluyendo las prerrogarivas, que ascienden a aproximadamente un millón doscientos mil pesos, un poco más. Por lo que surge el cuestionamiento ¿Qué pasará con ese dinero? Se podrá justificar sin haber hecho nada. Se tendrá que regresar íntegramente al INE. Hasta donde su servidor recuerda, la legislación electoral vigente no contempla obligar a los candidatos a hacer campaña, pero tampoco a no hacer. Por lo que la dudad es: ¿Qué aplica ante esta situación?

    La última palabra sin lugar a dudas la tiene la autoridad electoral. Por el momento así están las cosas en el distrito federal electoral X, Xalapa Urbano. Ya para finalizar un breve comentario: en mis 40 años de periodista, nunca me había topado con un candidato o candidata, con asistentes y secretario privado. Imagínese estimado lector cómo estará integrado su equipo de trabajo de llegar a San Lázaro. Hasta el miércoles. noti-sigloxxi@nullhotmail.com (Fech. Púb. Lun. 18-mayo-15)