La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Xalapa, es uno más de los acreedores a los que Sefiplan va pagando cuando puede los cerca de 200 millones de pesos que adeuda a sus socios; así lo señala el presidente de esta organización empresarial, Rafael Fentanes Terán. Guarda la esperanza que el sector de la construcción se reactive, después que el año pasado se deprimió hasta un 95%: “De dos semanas para acá ha empezado haber una apertura en cuanto a la inversión pública, de niveles tanto federal como estatal con recursos provenientes de la federación… El municipio también ha iniciado ya un programa de obras, de manera tímida pero ya inicia, eso son buenas noticias para el sector de la construcción que había estado muy afectado en los años anteriores y nos da fuerza para continuar con nuestra función”, dijo Fentanes Terán.