El secretario de turismo del gobierno estatal, Harry Grappa, utiliza su derecho de réplica ante el Diario “Imagen del Golfo” para aclarar lo que considera pertinente respecto de la nota publicada sobre su casa en el fraccionamiento El Conchal; no se compromete mucho en la explicación, simplemente acepta que la casa está a su nombre y que el terreno adyacente también. Pero no aborda o lo elude el tema sobre los servicios que su empresa contrata con el gobierno del estado, principalmente en el ramo de servicios turísticos, un sector del que es responsable en el esquema de la administración estatal, allí si habría que revisar un posible conflicto de intereses por cuanto a que establece inequidad respecto de otras empresas que prestan los mismos servicios que la suya.