El neblinoso laberinto de la deuda pública impide saber a cuánto asciende realmente porque, si bien oficialmente se calcula en 41 mil millones de pesos, acaso ni el propio gobierno estatal haya desentrañado lo que corresponde al pasivo circulante, Mientras tanto, ese embrollo repercute en diversos sectores de la población, ramos presupuestales y políticas públicas. El asunto de las becas deportivas no es para pasarlo por alto pues el no pago impide a los atletas desarrollar sus entrenamientos con los debidos protocolos y la justa panamericana en Canadá cada día está más cerca.