Para Veracruz no es buena la nota que proporciona el dirigente nacional de la Asociación Mexicana de Transportistas, Rafael Ortiz Pacheco, quien señala a las carreteras de Guerrero, Estado de México, Michoacán y Veracruz como las más peligrosas del país. No son pocos los 50 vehículos que contabiliza como robados en lo que va del año, menos los 250 millones que representa su valor en conjunto. Robo, asaltos, secuestros, robo de las mercancías transportadas, accidentes y hasta asesinatos de los conductores es la suma de la problemática que viven en esas carreteras los transportistas.