El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) presenta el análisis “México, Anatomía de la Corrupción en el que se inscribe que la impunidad y la corrupción permean en todos los niveles de gobierno. Destaca la preocupante estadística de que entre 2000 a 2013 en México hubo 63 gobernadores y “fueron exhibidos 71 casos de corrupción por parte 41 gobernadores. De estos, sólo 16 fueron investigados y sólo 4 fueron procesados y encontrados culpables”. En contraste, en los Estados Unidos, “en el mismo periodo, nueve gobernadores fueron acusados de actos de corrupción, todos fueron investigados y detenidos”. En Veracruz ya sabemos ese cuento.