Ayer se cumplieron 32 años que emprendió el viaje sin regreso el licenciado Miguel Alemán Valdés, ex gobernador de Veracruz y ex presidente de México, un icono de la política nacional en el siglo XX del México que empezaba a despertar a la modernidad. Dos grandes “ismos” pintaron el firmamento político de México durante la primera mitad del siglo XX, hasta los años sesenta: el “Cardenismo” y el “Alemanismo”; el Frente de Liberación Nacional y el Frente Cívico de Afirmación Revolucionaria, representaban la izquierda y la derecha resumidas en esos “ismos”; su evocación despierta nostalgia pero en su momento substanciaron el significado de la acción política del país, cuando todavía la acción política se orientaba por la ideología. No puede pasar desapercibido el nombre de Miguel Alemán Valdés para los veracruzanos de hoy, pues nos puso en el mapa nacional, su paradigma consistió pensar en grande para salir adelante, una mística de la que ahora carecemos y tanta falta nos hace para salir del atolladero ¿quién de los que aspiran a gobernar Veracruz recogerá ese pensamiento?