El que un juez federal haya resuelto amparar a Martín López Meneses, quien se desempeñara como escolta del exalcalde Medellín Omar Cruz Reyes, no causa ninguna extrañeza porque es proverbial la forma en cómo arman los expedientes en la Fiscalía General del Estado, otrora Procuraduría, la diferencia está en el nombre, no más. El Juzgado Tercero de Distrito en Boca del Río, notificó que López Meneses no tenía participación en el crimen registrado el pasado 2 de enero contra Moisés Sánchez. La resolución es en abono de la causa que se le sigue al ex alcalde de Medellín de Bravo, Omar Cruz, quien de esta manera resulta beneficiado pues quedaría descartada su presunta participación en el crimen que se le imputa. Dice la nota: “A partir de la notificación emitida por el Juzgado Tercero de Distrito, la familia de Moisés Sánchez y la FGE tendrán 10 días hábiles para proceder legalmente, lo que alargaría el proceso judicial por 3 meses más”.