Sobre la queja de los hoteleros contra la reforma al Código Financiero de Veracruz que establece que SEFIPLAN cuente con un registro único de contadores públicos autorizados para dictaminar impuestos, la presidenta de la Comisión de Hacienda del Congreso estatal niega que se haya establecido que los contadores cobren 60 mil pesos por ese servicio. El problema es que la limitación de contratar sólo contadores autorizados propicia un elemento adicional para la corrupción pues nadie podría asegurar que no se vaya a establecer la connivencia entre el contador y las autoridades de Sefiplan. He allí el detalle.