En Brasil, de donde es originaria la empresa Odebrecht ha quedado al descubierto que hizo negocios con el ex presidente de aquel país, Lula da Silva, para obtener fructuosos negocios al amparo del poder. Como se sabe, esta empresa construye el Complejo Petroquímico Etileno XXI en Coatzacoalcos y pretende extender su participación en la entidad al obtener la administración de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento en la ciudad de Veracruz, un jugoso negocio para el que da la impresión goza del apoyo oficial, al igual del que en un principio se pudo advertir con el proyecto de la construcción de la presa sobre el Río La Antigua para surtir de agua a la ciudad de Xalapa. En la apariencia, la forma de operar de esta empresa no difiere en mucho de otras mexicanas que conocen bien el caminito para obtener jugosos contratos.