También en Veracruz hace aire pues no se libró de las garras de la omnipresente empresa de moda en México: la Obrascón, Huarte y Laín (OHL), que tiene, por un periodo de 33 años, la concesión de la autopista Amozoc-Perote, la quinta más cara del país.