descarga (2)El físico Bernardo Salas Mar demandó que en la central nucleoeléctrica de Laguna Verde se construya un verdadero cementerio de desechos, que sea seguro, pues alertó que el actual es endeble y ante un huracán u otro fenómeno se dispersaría el material contaminante en la región. Dijo saber que en marzo en el Reactor 2 se registró una fuga de vapor altamente radiactivo hacia el Pozo Seco, lo que pudo haber provocado un grave problema de salud pública.