OPERATIVO TRAS LEVANTONGerardo Enríquez
Coatzacoalcos- 2015-05-26

El periodista Héctor Jair Negrete Jiménez denunció este martes ante la Fiscalía General del Estado que elementos de la Policía Municipal de Agua Dulce lo detuvieron con lujo de violencia y lo trataron extorsionar con dinero, pero al no lograr su cometido lo remitieron a la cárcel preventiva y lo acusaron de cometer faltas a la moral y andar en estado de ebriedad, lo cual pudo desmentir con un certificado médico de que no andaba ebrio, además de que también lo amenazaron de muerte al identificarlo como reportero.

Acusó principalmente a los elementos policiacos, Luis Alberto López Rodríguez “El Pinocho”, Juan Carlos Hernández Pérez, Martín Pérez y Lauro Cortés Gómez “El Cuajín”, quienes la noche del pasado viernes 22 de mayo conducían la unidad 016 de la Policía Municipal y lo intervinieron en el tramo de la avenida 16 de Septiembre entre el Cecytev y el recinto Petrolero conocido como “La Varillera”, los cuales les atravesaron la patrulla y les exigieron que se bajaran de la unidad para una revisión según de rutina, que más bien fue con violencia, pues les desgarraron las ropas y los golpearon.

De manera soez y prepotente, los uniformados los sometieron a una revisión y les dijeron que estaban detenidos por venir en estado de ebriedad, pero que si querían se podían “arreglar” en esos momentos, negándose el declarante debido a que no había cometido delito alguno, por lo que acto seguido los subieron de manera violenta a su patrulla, mientras otro oficial manejaba la camioneta de ellos, llegando a la comandancia de la Policía Municipal en donde los ingresaron a la cárcel preventiva, pese a que no habían cometido ninguna falta y menos andaban en estado de ebriedad.

Estando en la misma cárcel, el policía Luis Alberto López Rodríguez “El Pinocho” les insistía “que se arreglaran porque de lo contrario no se la iban a acabar” y los iban a poner a disposición del MP, pero lo peor fue cuando lo identificó como reportero de TV Azteca, diciéndole que era un periodista miserable y se creen los dueños de todo, que además ya lo había reconocido por que sacó varias notas en la televisora en contra de la Policía Municipal de Agua Dulce, lo cual es completamente falso.

Luego de más de dos horas de permanecer en la cárcel preventiva de Agua Dulce y por intervención de unos amigos, Héctor Jair y su compañero Fernando Salazar Casango pudieron obtener su libertad pagando una multa de 350 él y 700 pesos la otra persona, por lo que se acudieron a la clínica de Pemex, en donde les certificaron que no andaban en estado de ebriedad como decían los policías y fueron también a realizarse una prueba de laboratorio.

Héctor Jair Negrete dijo que lo que ha podido indagar es que estos policías de Agua Dulce en el año del 2013 realizaron su examen de confiabilidad ante el Sistema Nacional de Seguridad Pública y no lo pasaron por lo que indebidamente siguen ejerciendo la función de policías, y además andan armados, por lo que representan un peligro para la ciudadanía de Agua Dulce.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO