La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente clausuró la construcción que el ayuntamiento de Boca del Río estaba levantando en Playa Santa Ana, supuestamente porque se incumplió con las condicionantes establecidas en la autorización de impacto ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. La suspensión tiene el carácter de temporal mientras se cumple con los requerimientos que la PROFEPA exige al ayuntamiento boqueño para proseguir la obra. La suspensión coincide con los señalamientos que el diputado priista Tonatiuh Pola ha venido promoviendo en las redes sociales, ¿es un asunto de índole electoral y se reta al adversario?