“En el Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “en los rumbos de Bucareli se comenta que las cosas se pusieron bastante tensas ayer entre la Segob de Miguel Ángel Osorio Chong y el gobierno de Jalisco. Según esto, desde el Palacio de Covián salió una petición a tierras tapatías para que no salieran a hablar sobre el operativo federal que puso de cabeza a Guadalajara. Sin embargo, el mensaje del centro fue ignorado pues el propio Gobernador Aristóteles Sandoval actualizó el saldo a las 17:30 horas y anunció que se mantenía el “código rojo”. Y cuentan que el hecho, combinado con el recelo generado por los resultados del “Operativo Jalisco”, no gustó nadita en la Secretaría de Gobernación. ¡UPS!”. (Sin embargo.com)