moisesCiudad de México, 28 de mayo (SinEmbargo).– El Juez Tercero de Distrito de Veracruz, con sede en Boca del Río, otorgó un amparo a Martín López Meneses, subdirector de la policía del municipio Medellín de Bravo, Veracruz, acusado como responsable del homicidio del periodista Moisés Sánchez Cerezo.

Esta resolución, dijo el abogado del acusado, Sergio Vaca Bentacourt Archer, podría beneficiar indirectamente al ex Presidente Municipal de Medellín de Bravo, Omar Cruz Reyes, quien se encuentra desaparecido aunque está acusado de ordenar la muerte del editor del Diario La Unión.

“Sienta un precedente porque era el chofer y escolta de Omar Cruz que supuestamente había señalado al ex Alcalde, entonces consecuentemente como le concedieron el amparo lo más seguro es que se lo concedan al ex Alcalde […], no había argumentos jurídicos sólidos para justificar que estuviera implicado en el secuestro y posterior homicidio de Moisés Sánchez y bajo esa premisa se promovió y concedió el amparo”, dijo al diario Al Calor Político.

El abogado dijo que la única prueba que aportó la Fiscalía de la participación de López Meneses fue un testimonio de parte del homicida confeso, Clemente Noé, quien mencionó que otra persona le pidió actuar en nombre del escolta y chofer de Omar Cruz, quien le dijo que cometiera el asesinato por órdenes del Alcalde.

“Desde el principio dijimos que las acusaciones eran sólo de oídas, que nunca se aportaron pruebas más que las declaraciones de los asesinos”, apuntó el abogado.

Por su parte, la organización Artículo 19 urgió a las autoridades responsables de Veracruz a poner atención sobre el amparo, ya que esta semana comenzó a correr el plazo para que el Agente del Ministerio Público adscrito al Juzgado Tercero de Distrito interpongan un recurso de revisión, y evite así, que la sentencia dictada en el juicio de amparo no quede firme.

“No obstante, resulta sumamente preocupante que el desaseo en las investigaciones haga poco posible que se revierta la decisión, lo cual coloca nuevamente serias interrogantes”, advirtió la ONG en su misiva.

Ante este hecho, Artículo 19 interpuso un amparo en un Juzgado de Distrito Penal para que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos (FEADLE) de la Procuraduría General de la República (PGR) atraiga el caso del periodista, a pesar de sus negativas.

La organización insiste en que el órgano de la PGR se haga responsable del caso, ya que hasta el momento la investigación por parte de la Fiscalía de Veracruz ha sido “ineficiente”.

Los argumentos del Juez, según Artículo 19, ya mostraban que la “investigación se sustenta en elementos de prueba endebles”, lo cual perjudica la concreción de la justicia para la familia del periodista asesinado.

“La confesión aislada y la calidad de ‘testigo de oídas’ –esto es, que no le consta directamente los hechos–, respecto al involucramiento de diversas autoridades municipales en el asesinato de Moisés, resultó para el Juez de Distrito insuficiente para determinar la probable responsabilidad del entonces subdirector de policía de Medellín”, cita el comunicado de la organización.

Y es que la confesión de Rodríguez Martínez incluye a una tercera persona implicada, antes de llegar a establecer la responsabilidad del subdirector de la policía.

Rodríguez señaló que un sujeto apodado “El Harry”, quien supuestamente lideraba al grupo que atacó a Moisés, recibió del amparado Martín López Meses, también chofer y escolta personal del Alcalde de Medellín Omar Cruz Reyes, la instrucción de desaparecer al periodista.

EDIL DE MEDELLÍN, PRÓFUGO DE LA JUSTICIA

Otra de las graves omisiones en este caso, resaltó Artículo 19, fue que en su momento, la Fiscalía permitió que Omar Cruz Reyes, entonces Alcalde de Medellín, se sustrajera de la acción de la justicia. Desde entonces el Edil está prófugo, y los esfuerzos para dar con su paradero han sido insuficientes, pese a que Cruz Reyes fue desaforado por el Congreso local a finales de marzo.

Las sospechas de implicación del Alcalde se consumaron la noche del 25 de enero pasado, 23 días después de que se reportara la desaparición de Moisés Sánchez, cuando el Fiscal General de Veracruz Luis Ángel Bravo Contreras confirmó el hallazgo del cuerpo sin vida del periodista y señaló como presunto responsable a Cruz Reyes.

El Fiscal aseveró que el Edil tras pedir licencia al cargo, “se ha metido en un hoyo” y “no se sabe dónde está”. Bravo Contreras afirmó que el Alcalde era el probable autor intelectual del homicidio, con base a los testimonios de las personas que participaron en el plagio y el posterior asesinato de Sánchez Cerezo.

Ahora, el abogado Vaca Bentacourt Archer dijo que sigue siendo desconocido el paradero del ex Edil.

Dijo que la recomendación que le hizo la defensa fue que se escondiera para enfrentar su proceso en contra bajo libertad, pero Omar Cruz no informó a los abogados que lo defienden los detalles de dónde se ocultaría.

“La recomendación la hicimos como cualquier litigante del país lo hace a un cliente suyo que enfrenta condiciones como estas, en las que estamos seguros de su inocencia y vemos que tiene todo el aparato del Estado en su contra”, dijo.

En su momento, Jorge Sánchez Ordóñez, hijo del periodista, dijo aSinEmbargo que desde los primeros días de febrero el Edil ya no asistía a la Presidencia Municipal, que su abogado le recomendó que se escondiera y que “no se sabe dónde está”.

Moisés Sánchez era director y editor del periódico La Unión de Medellín de Bravo –medio de comunicación que informa de manera crítica sobre las diferentes problemáticas de su municipio–, fue sustraído el 2 de enero con violencia de su casa y privado de su libertad alrededor de las 19:00 horas, según testigos.

Artículo 19 detalló en enero que el trabajo periodístico y el activismo de Sánchez Cerezo pudo haber provocado el enojo del Edil pues “tres días antes de la privación del periodista, éste se enteró a través de una fuente confiable que el Alcalde Omar Cruz Reyes pretendía callarlo dándole una lección”.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.sinembargo.mx/28-05-2015/1359192