IMG_0175-d-440x293

MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- Durante la 57 edición de la entrega de los premios Ariel, la comunidad cinematográfica protestó por la inseguridad del país y la corrupción de la clase gobernante.

Los cineastas recordaron a los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, Guerrero y a los niños muertos por un incendio en la Guardería ABC de Hermosillo, Sonora.

También exigieron el regreso al aire de la periodista Carmen Aristegui. Incluso, se proyectó una imagen de una actriz que subía entre unas piedras, mientras bromearon que se trataba de Aristegui tratando de “escalar una peña”.

En su discurso, la actriz Blanca Guerra, presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, exigió que las cadenas de cine mexicano exhiban más películas de México.

Pidió al presidente Enrique Peña Nieto que impulse al cine mexicano y lo defienda igual que ha hecho con otros sectores, como la artesanía.

“Hago un llamado las autoridades de gobierno, a los representantes de la cinematografía, al público para juntos diseñar estrategias. Sin duda hace falta voluntad política”, añadió.

Aparte, la directora Giovanna Zacarías, premiada por su cortometraje “Ramona”, manifestó: “Nos faltan 43 (…) Aristegui no se calla, aunque usted la quiera callar, señor presidente”.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.proceso.com.mx/?p=405603