En terrible lapsus mental incurrió Ricardo Barrosso, candidato priista al gobierno de Baja California Sur, al expresar en un debate que el financiamiento de su campaña “no tendrán lugar a dudas a que viene del crimen organizado”: “Tan sencillo como esto, en mi gobierno ni vínculos, ni ventas dobles de plazas. En Baja California Sur no va a tener lugar la delincuencia organizada. Mi carrera política y mi trabajo son transparentes. Por eso, también, el financiamiento de mis campañas no tendrán lugar a dudas a que viene del crimen organizado”. Y en una de esas engaña con la verdad.