Después de haber sido exonerado por el Orfis respecto de las observaciones encontradas en la cuenta pública de 2012, el actual diputado local, Raúl Zarrabal, se manifiesta “tranquilo”, ahora que revive el asunto del Fideicomiso del Túnel Sumergido de Coatzacoalcos, que enfrenta un daño patrimonial. Cabe mencionar que dicho ente enfrenta una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por daño patrimonial a la cuenta pública 2012 y nuevamente obtuvo señalamientos en el ejercicio fiscal 2013. No se olvida que Zarrabal no pudo resolver en el tiempo reglamentario la comprobación a observaciones de importe multimillonario y  fue en la etapa adicional en la que el Orfis lo exoneró en un trámite que dejó matices de complicidades en la percepción ciudadana.