Por Claudia Guerrero Martínez
06 de mayo del 2015

Y como circo medieval, las ocurrencias del diputado local independiente, Renato Troco Gómez han ido más allá, rayando en la ridiculez y mediocridad. El oriundo de las Choapas ha intentado, con recursos posibles, en publicitarse en medios de comunicación, ya sea por sus pleitos con exalcaldes de la zona; llorar en reuniones con habitantes de congregaciones, videograbadas y subidas a propósito en Redes Sociales; llegar a su toma de protesta en la actual Legislatura Local, montado en costoso caballo; adquirir un remolque de lujo como oficina rodante y lo más reciente, lanzar en Redes Sociales y Prensa, el concurso para encontrar a su doble, con atractivos premios. Ustedes inteligentes lectores se preguntarán con qué fin lo hace. La respuesta, es para sus aspiraciones políticas, pues Renato Tronco busca la minigubernatura de dos años. Ya sea por cualquier partido político y bajo las reglas que sean, en beneficio del propio Tronco Gómez.

Es ya sabido, que Renato Tronco siempre vive del escándalo y el resultado es el obtener diputaciones locales y Alcaldías. Y su característica principal es ser chapulín político, por ir de un puesto a otro y de partido, en partido político. Los escándalos sobre las investigaciones que enfrentan sus hermanos, a quienes los acusan entre otras cosas, de asesinatos, secuestros, intimidación y hasta desapariciones, entre otras linduras. Y de esto, también ha sacado raja política Tronco Gómez, al autodefinirse como “perseguido político”.

Y todo esto, es parte del folklor veracruzano para obtener candidaturas y votos. Lo que no estamos de acuerdo, es que el Congreso del Estado de Veracruz se preste a ser plataforma para este diputado bufón. Si de por sí, el Poder Legislativo cuenta con poca credibilidad entre la ciudadanía veracruzana, gracias a la mayoría de fósiles e improductivos legisladores, quienes están más interesados en vender su voto y cobrar cada mes su sueldo. Ya hemos hecho balances sobre el desempeño de los 50 diputados y cerca de una docena de ellos, han tenido un respetable desempeño. Los demás, gozan de una flojera que indigna. Y entre ellos, uno de los privilegiados es Renato Tronco Gómez.

Increíble, inteligentes lectores, que Tronco Gómez cuenta con 14 inasistencias continuas, como lo indica Excélsior con la liga y sus cheques de nómina, llegan sin reducciones, aun cuando es un diputado faltista e improductivo. Y no nos explicamos el por qué, el personal administrativo del Congreso de Veracruz no realiza los descuentos o retenciones de cheque a un diputado que no va a las sesiones; tampoco aporta Iniciativas de Ley para su distrito; mucho menos, por ser diputado independiente, no pertenece a ninguna Comisión Legislativa y lo más lamentable: Le pagan bien y no hace su trabajo, para el que fue elegido.

Y mientras, Renato se divierte realizando concursos mediáticos, para sus próximas aspiraciones políticas. Como chiste y burla para los veracruzanos, muestra sus cheques de nómina, los cuales, por sus inasistencias, se fueron juntando hasta llegar a 600 mil pesos. Y de forma “locuaz”, Tronco Gómez asegura: “Es dinero limpio, que me gané como diputado”, evitando aceptar haberlo cobrado de manera desvergonzada. Y el Congreso de Veracruz como los monos sabios: No oye, no habla, ni escucha, convirtiéndolo en cómplice de un legislador faltista e improductivo. Y la pregunta obligada: ¿Por qué?. ¿Quién lo protege?.

Sería conducente, que el Congreso de Veracruz inicie un proceso legal en contra de este diputado local, pues violenta la normatividad laboral al no asistir a sus obligaciones legislativas, las mismas, asegura este efectuarlas en su distrito y en su domicilio particular. Chuscamente, el diputado quiere realizar su labor legislativa por “control remoto”. Y mientras, Renato Tronco Gómez no responde con hechos y trabajo a los veracruzanos y mucho menos, a quienes votaron por él, cuando fue panista, luego priísta y recientemente como militante del Partido satélite Verde Ecologista de México. Esperaremos la reacción del Congreso de Veracruz a todo esto que exponemos, pues si no lo hace, está cayendo en favoritismos y complicidades, que afectan la buena administración del Poder Legislativo.

Notita 1: Otro ridículo diputado local, es Marco Antonio del Ángel Arroyo, hijo del delincuente y hampón dirigente del Movimiento 400 Pueblos, César del Ángel Fuentes, quien utilizando como plataforma electoral al Congreso de Veracruz, para “denunciar” al panista Miguel Ángel Yunes Linares de enriquecimiento ilícito. No defenderemos a los Yunes del Estero, pues esa no es nuestra función, pero sí, lamentamos decirlo, que el diputado local Marco Antonio del Ángel se mordió la lengua. Si él es el “paladín de la transparencia”, que explique la procedencia de sus recursos para la adquisición de ranchos, residencias, viajes, automóviles y camionetas de lujo, pagos de fastuosas comidas y cenas, sin olvidar, hoteles de lujo, en donde descansan los seudocampesinos César y Marco Antonio Del Ángel. Además, los salarios de guaruras, colegios exclusivos para los nietos e hijos y el pago de publicidad en medios de comunicación mercenarios, que publican las manifestaciones de mujeres y menores de edad encueradas, convirtiéndose César del Ángel, en “El Regenteador y Padrote de la Política”, como muy bien lo describe el columnista Ricardo Alemán, en su artículo Itinerario Político, con la liga:

http://m.eluniversal.com.mx/notas/columnistas/2015/04/112223.html

Si pide investigación de los recursos de actores políticos veracruzanos, primero deberá pagar a Periódico Veraz y a su servidora, los daños incalculables a nuestra oficina y maquinaria, en el 2012 y a nuestro domicilio y camioneta, en el 2014. Asistir a medios de comunicación, como el programa de Radio de Ramsés Yunes, para denunciar a otro Yunes, es sólo darle espacio a ésta caricatura de diputado local, quien ya ofendió al Congreso de Veracruz encuerándose y ahora, utiliza sus siglas, para sus revanchismos ordenados desde Palacio de Gobierno. Mal, muy mal la imagen del Congreso Local, teniendo a inútiles diputados, que sólo sirven para desprestigiar y debilitar la credibilidad del Poder Legislativo.

Notita 2: Otro periodista veracruzano muerto, el número 12 en la lista de ésta administración de Javier Duarte de Ochoa.. Armando Saldaña Morales, ejecutado de cuatro balazos en la cabeza y localizado en Cosolapa, en el estado de Oaxaca, quien laboraba como reportero de la estación de radio “La Ke Buena 100.9 FM” y el Diario Crónica de Tierra Blanca, con domicilio en Tezonapa, Veracruz. Desde este espacio, exigimos su esclarecimiento y no ser este, sólo una estadística, como los 11 colegas asesinados en tan sólo cuatro años y medio de ocurrente Gobierno duartista.

Contacto:

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@nullgmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com

Twitter: @cguerreromtz