JimenezMonterrey, Nuevo León.- Luego de darle otra medalla de oro a Veracruz en la Olimpiada Nacional 2015, la clavadista Samantha Jiménez Santos, aseguró que desde que llegó a Monterrey lo hizo pensando de manera positiva para todas sus pruebas.

“No me lo esperaba, pero estaba planeado (ganar oro), porque dije ‘hay competidoras muy fuertes, está Alejandra Orozco, está Lola (Dolores Hernández)’, pero dije ‘nada es imposible’.

“Entonces, las cosas se dieron y he entrenado muy bien y yo creo que en plataforma, en tres metros y en sincronizados también me va a ir muy bien”, detalló.

Confesó que no se puso nerviosa, ni tampoco se presionó por competir ante estas rivales con mayor experiencia y se atrevió a estar al parejo.

“Es algo que me motiva porque son clavadistas que ya han estado en Juegos Olímpicos o en campeonatos mundiales, pero no me presiona, me gusta mucho competir con ellas”, declaró.

Sammy descartó que el clima haya afectado para bien o para mal su actuación, al ser la prueba a un metro de altura, siendo la clave que mantuvo la constancia durante sus ejecuciones y no pensando tanto en la puntuación, sino saltando libre.

La veracruzana dedicó su medalla de oro y bronce a sus padres, que la acompañan a donde compita y ahora enfocará sus energías al trampolín de tres metros y plataforma.