DASDASDASXalapa –  Rosalinda Morales .- El primer actuario del país y asesor del Instituto de Pensiones del Estado hace 35 años, Alejandro Hazas Sánchez, consideró que la edad jubilatoria debe ser de 75 años y la existencia de reservas como parte de las medidas fundamentales para que no se colapse el sistema de pensiones.

Entrevistado momentos antes de la reunión que sostuvo con diputados de oposición y pensionados, dijo que se debe tomar conciencia que los sistemas de pensiones en todo el mundo están en crisis, principalmente en Europa donde la población es de personas de mayor edad, y si bien si bien en México aún no se llega a esos niveles demográfico, si se van a alcanzar.

Dijo que la transición demográfica, financiera y mejores condiciones de salud, obliga a replantear todos los sistemas de pensiones tradicionales, los cuales en la actualidad no son viables ni financiables, porque originalmente los sistemas de pensiones se crearon originalmente con el sistema de la prima nivelada y las reservas completas, de las cuotas de los trabajadores.

Explicó que primero se enfrentaron con problemas de las tasas de interés que en la actualidad ya no compensan con el crecimiento de los salarios y aportaciones, situación que provocó que las reservas técnicas fundamentales para la estabilidad no se pudieran conseguir, por lo que la ineficiencia de ello dio lugar a situaciones deficitarias.

También está la transición demográfica donde cada vez las personas viven más y llegan más a la jubilación y retiro y siguen más tiempo cobrando la pensión, de tal manera que los costos se ven insostenibles
Afirmó que un sistema que no tiene reservas antes de la transición demográficas llega a nivel muy altos que son insostenible.

El especialista en sistemas de pensiones quien ha colaborado con expertos de la Organización Internacional del Trabajo, dijo que se requieren nuevos conceptos, lo principal es no orientar las inversiones de reserva que hayan quedado, e invertirlos en inversiones directas de producción de empresas e instituciones que rindan tasas de retorno muy superiores que rinde el mercado financiero.

Comentó que de acuerdo a un estudio realizado en México todas las inversiones directas en actividades productivas dan tasas de interés superiores al 30 por ciento mientras que el mercado financiero es del 5 al 6 por ciento.

Esta primera medida permite entrar a un sistema de inversiones que si rinde, que da lo suficiente y puede sostener el crecimiento natural de los costos de pensiones.

Otra medida importante es reconocer que los sistemas de pensiones se han deformado por los efectos de la transición demográfica, y que las personas jubiladas todavía tienen la capacidad de poder seguir laborando, y se consiguen otro trabajo para incrementar sus ingresos.

Por ello la segunda medida es propiciar apoyar fomentar la mayor permanencia de los trabajadores mientras puedan estar bien de sus capacidades activas y productivas, por lo que consideró que la edad ideal de jubilación sería de 75 años.

La Ley de Pensiones del Estado viola un derecho fundamental de los trabajadores al establecer un salario regulador en el momento en que se jubile; es el mismo salario regulador que se pretendía establecer en la reforma de la Ley del ISSSTE, pero se logró que la Suprema Corte de Justicia de la Nación estableciera que se le pagara al trabajador el salario que tuvo en su último año de servicio, por lo tanto una ley estatal no puede estar por encima de una estatal, afirmó Eduardo Pérez Saucedo, perito en seguridad social.

Indicó que la ley aprobada por el Congreso del Estado establece que a los trabajadores se les pagará al momento de jubilarse el promedio de los años que le falten para terminar sus años de servicio; de esa forma, si un trabajador tiene 15 años de servicio, se le promediará su sueldo de 15 años hacia atrás para darle la pensión.

“Lo que no se toma en cuenta es que la Ley Federal de Seguridad Social, la Ley del IMSS y la Ley del ISSSTE refieren que al trabajador se le pagará el salario que tenga en el último de servicio y eso está en una sentencia que dictaminó la Corte para el amparo de la Ley del ISSSTE, tenemos esa sentencia”, dijo.

Poco antes de reunirse con integrantes de la Coalición de Pensionistas Independientes del Estado de Veracruz, Asociación Civil, y los diputados de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional en el Congreso del Estado, el perito en seguridad social señaló que la Ley de Pensiones del Estado tiene varios artículos más que violan la Ley Federal de Seguridad Social y no solamente los señalados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que ya se encuentran en la Corte, “y eso es precisamente lo que venimos a exponer ante los diputados y los jubilados”.

Señaló que la Ley de Pensiones del Estado es desaseada y que establece que empezarán a fiscalizarse las cuentas y la parte contable del Instituto de Pensiones del Estado a partir de la entrada en vigor de la nueva Ley 287, lo que significa que todos los préstamos que ha hecho el IPE a las distintas administraciones estatales quedan en el pasado y se establece un borrón y cuenta nueva.

“Dicho en otras palabras, eso significa que hay un gran saqueo al IPE y ese es el problema sustantivo porque hay un faltante de más de cinco mil millones de pesos de acuerdo a información que hemos recabado; más de cinco mil millones de pesos que se han tomado como préstamos desde el gobierno del Miguel Alemán, Fidel Herrera y el actual gobernador. La ley es desaseada porque aquí en este Congreso los priistas todo lo aprueban si leer con atención además de que desean que todo adeudo al IPE quede en el pasado”, expresó.

Eduardo Pérez Saucedo comentó que no habría mayor problema si el dinero no fuera de los trabajadores, pero la realidad es que lo es y ahora quieren desaparecerlo en un borrón y cuenta nueva.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO