Jorge Alcocer escribe en Reforma: “el Instituto Nacional Electoral (INE) encargó una encuesta a Covarrubias y Asociados; en cuyo reporte de resultados se consigna que la mitad de los entrevistados ‘siente’ que los procesos electorales no han sido confiables; 23% dijo que han sido parcialmente confiables y 27% que sí lo han sido. Otro dato importante: solo el 38% de los entrevistados afirmó que irá a votar el 7 de junio, pero ‘muchos de ellos va a ir a anular su voto o dejarlo en blanco o meterle una boleta de revocación de mandato’. El reporte está guardado en la caja fuerte del INE ya que alguien consideró que su difusión podría dañar la imagen del Instituto y desalentar la participación ciudadana. Junto con la encuesta guardaron el principio -obligación- de máxima publicidad. En casa del herrero, cuchillo de palo”. (sin embargo.com)