El perfil y su conducta heterodoxa para nuestro sistema político han hecho de Jaime Rodríguez, mejor conocido en Nuevo León como “El Bronco”, un actor político de relieve electoral, al grado de ir arriba en las encuestas de opinión que consultan sobre las preferencias electorales para la jornada del 7 de junio próximo. Los comentarios sobre “El Bronco”, los más de ellos ácidos en su contra revelan cuánto ha crecido y la preocupación que eso genera, porque en aquel estado se juega, además de las diputaciones y alcaldías, el gobierno del estado, y ya sea porque la candidata del PRI no ha podido contrarrestar el empuje de la campaña de Jaime Rodríguez, o porque este resume la irritación social contra el sistema y los partidos, “El Bronco” pudiera estar a un tris de dar un campanazo político.