“Corte de caja-En Milenio, el periodista, novelista e historiador Héctor Aguilar Camín, escribe que: “de los diez partidos registrados para la elección de junio solo tres vienen del mandato de la historia, son verdaderos partidos históricos: el PRI, el PAN y, antes de dividirse, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) […]. La escisión del PRD por el surgimiento de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) dividió los votos y fragmentó la representatividad histórica de la izquierda como fuerza electoral, pero no puede negarse a ambos una representatividad real. Ninguno de los seis partidos restantes tiene nada que pueda parecerse, ni remotamente, a la encarnación de tendencias, valores, batallas o personajes de una cierta densidad histórica nacional. No representan nada […]. No creo que ningún mexicano en su sano juicio haya querido la pluralidad que llevamos hasta ahora. Y, sin embargo, eso es lo que legislamos, eso es lo que construimos, eso es lo que tenemos. Sería sano en ese camino que los electores del próximo junio echen del escenario al mayor número posible de membretes. Este es el voto nulo que urge, uno que limpie nuestro pluripartidismo de franquicias y deje en la arena solo lo que en verdad representa algo”. (se lee en Sin embargo.com).