Es interesante el posicionamiento del legislador priista, Gustavo Gudiño, respecto a la convocatoria a la marcha programada para este 10 de mayo que hace el vocero de la Arquidiócesis de Veracruz Víctor Mendoza para exigir paz porque según el legislador considera que las autoridades están haciendo bien su trabajo. Como sea, el legislador quien difícilmente podría representar a alguien más que no sea de su familia, encontrará una contundente respuesta el día de la marcha cuando la sociedad exprese su doloroso sentir.