Por Ángel Rafael Martínez Alarcón
Conversatorio
21 de mayo de 2015

La Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV) será sin duda la obra más transcendental del sexenio de Javier Duarte de Ochoa, quien el primero de diciembre del año 2010, en su discurso de toma de posesión como Gobernador Constitucional del Estado de Veracruz de Ignacio de La Llave para el periodo 2010 al 30 de noviembre de 2016. Anunció el decreto de creación de la UPAV, y meses más tarde al Maestro Guillermo Héctor Zúñiga Martínez, lo designó como su primer rector. Responsabilidad que cumplió con toda pasión para darle educación a los más necesitados de cumplir su proyecto de una educación universitaria. El proyecto del maestro Zúñiga Martínez recibió las críticas más férreas de las diversas voces discordantes de Veracruz; hoy a su lamentable fallecimiento, ha surgido muchos aspirantes para ocupar el cargo del segundo rector de la UPAV, desde quienes le criticaron y armaron campañas de desprestigios hasta lo que se creen ungidos por padres poderosos que puede imponerle al Gobernador de Veracruz una decisión histórica en nombrar al nuevo rector. Hasta quienes ven un botín político-electoral-económico. Señor Gobernador Javier Duarte de Ochoa, se muy bien que tendrá usted una decisión salomónica en favor de la UPAV, para los miles de Veracruzanos que dan confiado su formación académica, no sólo la universitaria sino también del bachillerato, y los estudios de postgrado: maestrías y doctorado. Nuestra querida universidad no necesita de un político, necesita de la concurrencia de las mentes más brillantes de los Veracruzanos para continuar con el legado aportado por el Maestro Zúñiga Martínez. Es una universidad joven y de jóvenes por ese también es necesario que el segundo rector de la UPAV debe ser joven, como Usted Señor Gobernador; como también usted ha confiado en políticos jóvenes, preparados y honestos en la actual administración. Los Veracruzanos esperan la mejor decisión en favor de la educa acción superior y en favor de miles de hogares Veracruzanos que confían y apuestan en la educación superior como la mejor herramienta para vivir mejor.

Con Luis Gerardo Martínez García, académico de prestigio en varias instituciones de educación superior en nuestra entidad, de formación pedagógica en la Universidad Veracruzana, maestro en educación y doctorado en historia por la Universidad del país Vasco. Columnista en varios medios impresos de Veracruz. Ha sido tenido varias responsabilidades en el terreno de la política educativas. Hace diez años coincidimos con el maestro Zúñiga Martínez, cuando era el responsable del instituto veracruzano de educación para adultos en el estado de Veracruz, al crearse la licenciatura de educación para adultos, para profesionalizar a los alfabetizados, de crea el Colegio de Estatal de educación para los adultos, cientos de Veracruzanos estudiaron dicha licenciatura, unos para concluir una etapa interrumpida por las más diversas circunstancias en la vida, hubo algunos que cursaron dicha licenciaturas, con una perversidad de heredar las plazas de educación primarias de sus padres, abuelos, tíos, el primer gran problema, pero la culpa nunca fue de COEPA o la UPAV, aquí entre el sindicalismos corrupto y el profesionalismo del sindicato, era obvio que no liberarían plaza para los aspirantes con títulos de Educación para adultos. Ahí con Luis Gerardo Martínez García participamos en la elaboración de algunos antologías, ya con el carácter de asesor solidarios; posteriormente el gobernador Fidel Herrera Beltrán crea el Instituto Veracruzano de Educación Superior (IVES) siendo homónimo a la creada por el Dr. Carlos Lunas Escudero. El IVES le dio más oportunidades a todos los Veracruzanos para iniciar sus estudios universitarios, ante la falta de crecimiento de espacios educativos de la Universidad Veracruzana fundada en septiembre de 1945. No sabemos cual fue la negociación de Herrera Beltrán que permitió a Javier Duarte de Ochoa anunciar en su toma de posesión como gobernador del Estado, la fundación de la UPAV.

El decreto para la fundación de la UPAV, tardó 9 meses, con fecha del primero de agosto de 2011, por medio de la ley 276 por el cual se crea la Universidad Popular Autónoma de Veracruz cfr: Gaceta Oficial, tomo CLXXXIV , número extraordinario 236.

En el foro-débete con los candidatos a la diputación federal del distrito de Xalapa-Urbano, convocado por los empresarios xalapeños. El candidato Eduardo De la Torre Jaramillo, a un cuestionamiento de un empresario, sobre la Universidad Popular Autónoma de Veracruz, De la Torre Jaramillo afirmó “que el mejor homenaje al maestro Guillermo Zúñiga Martínez es la desaparición de la UPAV” Sería el peor error de la administración de Javier Duarte de Ochoa, también hay voces que la UPAV sólo sería un proyecto sexenal, aquí el Dr. Javier Duarte de Ochoa, tendrá que transedencer al igual que Juan de la Luz Enríquez y Jorge Cerdan, quienes le apostaron a la educación en tres momentos distintos, y hoy Veracruz se ve fortalecido con una tradición educativa con la Escuela Normal Veracruzana y la Universidad Veracruz. A principios del siglo XXI, el profesor Guillermo Héctor Zúñiga Martinez con el apoyo del Gobernador Javier Duarte de Ochoa, le dieron a miles de Veracruzanos la oportunidad de concluir sus estudios universitarios, como también miles de jóvenes de Veracruzanos que han tenido en la UPAV , las puertas abiertas para su formación académica, Zúñiga Martínez tuvo la gran visión de llevar a la escuela a todos los rincones de la geografía veracruzana, la UPAV será el legado más importante en la trayectoria académica del Maestro Guillermo Zúñiga Martínez y sobre todo del sexenio encabezado por Javier Duarte de Ochoa, quien deber apostar junto con la junta de gobierno de la UPAV por la continuación y consolidación de la universidad pública fundada por el.

En estos últimos he tenido la gran a oportunidad de acompañar a mi amigo Luis Gerardo Martínez García, académico de tiempo completo, hemos escuchado a colegas catedráticos solidarios, a los alumnos de las licenciaturas y postgrados, todos han depositado su confianza en la UPAV, un modelo a nivel Latinoamérica, han visto en Martinez García una propuesta académica en favor de la Universidad popular de todos los veracruzano; se equivocan los aspirantes que sólo lo ven como un botín económico, y no como el instrumento para que el mayor número de Veracruzanos logran niveles académicos. La Nueva Educación de Veracruz, es de todos y para todos en un marco democrático.