Las lamentables condiciones en que se encuentra el Sector Salud veracruzano impiden proporcionar a la población más menesterosa de la población del estado la atención que se merecen. Aunque el personal médico y paramédico del Centro Estatal de Cancerología hace hasta lo imposible por devolver la salud a quienes allí la buscan no es mucho lo que consiguen pues el equipo médico de que se dispone está descompuesto y es severo el desabasto de medicinas. “Se necesitan los medicamentos para los niños y para adultos también, a eso venimos, hace como un mes o más que no tenemos y eso ha traído muertes… no hay nada, ni un paracetamol”. Desesperados, expresan: “Son como 13 niños que están internados, pero hace como 15 días sólo había dos pacientes internados porque no había quimioterapia y al no haber quimio los niños no suben a piso, se tienen que esperar hasta que haya y ponen en riesgo la salud de nuestros hijos”, ¿no es doloroso e indigna el que no haya oídos sensibles a este asunto?