Por Virginia Durán Campollo
12 de mayo de 2015

Esto se acabó. El fin del fidelato está cerca. Dos sexenios nefastos priistas, que hundieron a Veracruz. Pobreza, inseguridad extrema, estancamiento económico, corrupción galopante, impunidad, desempleo, son los detonantes. Un sexenio de hiperactividad política y saqueo. El que agoniza de gran ineptitud y parálisis enfermiza. La corrupción como sello y la impunidad como lastre. El escenario se presenta para el fidelismo-duartismo, más que difícil. La ambición desmedida de ambos-¿a cuánto ascenderá sus respectivas fortunas?- es de ajuste de cuentas. Tomados de la mano, padre putativo e hijo adoptivo, tienen que rendir ante la ley, de la extracción a un pueblo empobrecido “con hambre y sed de justicia”. Con una soberbia insultante, la clase gobernante veracruzana ha robado a manos llenas y cínicamente los más cuestionables, son los candidatos a diputados federales. Las historias reales de cada uno, tienen registro en la prensa crítica, activistas sociales, núcleos responsables que no se prestan a la patraña de los vándalos. Ausente Duarte de preparación, cultura, conocimiento político fenece antes de llegar al término de su administración. No creció como político porque no lo es. Lo suyo son los números, esos que maquilló excelentemente en SEFIPLAN, para incrementar la fortuna de su benefactor. Esos que también sirvieron para aumentar la propia y poder comprar la gubernatura. *** La primera plana del prestigiado, a nivel nacional, periódico La Jornada Veracruz, del día sábado 9 de mayo, es lapidaria. A ocho columnas: Agobia al estado ola delictiva; falla lucha anticrimen; empresarios del sur demandan la salida de Bermúdez Zurita; estamos cansados; vemos muertos, extorsiones y robos, pero “no pasa nada”; fiscal se lava las manos; buscamos resultados, no responsables, se defiende la SSP; levantan y matan a joven en Boca del Río; estudiante de la UV sigue desaparecida; redes sociales reflejan malestar de la población; asesinatos todos los días, reportan; irritación por el homicidio de Columba Campillo; los familiares del periodista Armando Saldaña exigen aclarar crimen; exige sector empresarial destituir a Bermúdez Zurita por alza criminal; Mando Único no controla la situación y la delincuencia es cada vez más descarada: CANACINTRA. La columna del prestigiado colega Mussio Cárdenas, se volvió viral en las redes sociales: “Algo pasó. En seis meses la PGR fue omisa, calló, no actuó. Dormía la denuncia que la Auditoria Superior de la Federación interpuso para actuar contra la pandilla de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte, acusados de malversar por lo menos 2 mil 100 millones del erario federal. Y de pronto, el Congreso de la Unión apretó. Día negro para la fidelidad y su extensión política, el duartismo. Sube a tribuna en la Comisión Permanente, el miércoles 6, el senador panista Fernando Yunes Márquez. Propone el punto de acuerdo con el que se exhorta a la Procuraduría General de la República a actuar. Y todos le dicen que sí. Advierte un tema que de entrada está chueco. Ha congelado el caso la PGR, su inacción la delata, su silencio la exhibe, falta a su deber legal. Y es que a ninguna demanda de información enviada por el legislador veracruzano ha respondido”*** Las denuncias están sustentadas. Los posibles delincuentes: Antonio Tarek, Edgar Espinoso, Tomás Ruiz, Gabriel Deantes, Carlos Aguirre, Lorenzo Portilla, Antonio Ferrari, Juan Felipe Aguilar, Rafael Murillo, Salvador Sánchez, Fernando Charleston, Mauricio Audirac. Y la mayoría de los candidatos a diputados federales priistas. *** Concisa la conclusión de Mussio Cárdena: “Peña Nieto no quiere a Javier Duarte. Tampoco traga a Fidel Herrera Beltrán. En noviembre, cuando llegaron las denuncias a la PGR, no habría tenido impacto político. Hoy sí. Tarek Abdalá y Spinoso Carrera serían los primeros candidatos en hacer campaña con orden de aprehensión. Y después irán sobre Fidel Herrera y Javier Duarte. Ya se ven en la cárcel”. *** Con el asesinato del periodista veracruzano Armando Saldaña, suman doce ¿Y la federación? ¿Y el secretario de gobernación? ¿Y el presidente?*** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.