Empresarios y abogados de Coatzacoalcos convocados a una reunión en la que el Fiscal General del Estado daría los pormenores sobre la detención de presuntos asesinos del abogado David Genaro Bermejo se retiraron del lugar luego de esperar por más de una hora la llegada del servidor público; tal actitud debiera ser una constante ante funcionarios públicos de cualquier nivel que cometan esa falta de respeto hacia la ciudadanía. Ya es hora de cambiar ¿no?