Por Virginia Durán Campollo
06 de mayo de 2015

Ya me harté de ver los robos a mi nación, de ver a la corrupción y a la impunidad como una condición endémica y sistemática de este país. Ya me harté de casi todos los gobernantes que viven cómodamente del presupuesto en vez de aportar a éste y más harto estoy de un presidente ignorante e incapaz que, cada día, pierde más credibilidad. Ya me harté de vivir en un lugar en donde no existe una política pública que fomente la productividad y la generación de riqueza; de ver los escasos y nulos esfuerzos de los políticos de carrera en mi estado y en la República, quienes, además, viven como reyes sin haber generado un peso por su esfuerzo ético y decente. Ya me harté de ver como andan brincando de puesto en puesto para seguir viviendo de la burocracia y sin especialidad en algo, ya que los zapateros se dedican a los zapatos, pero estas gandayas, ni a eso pueden por arribistas. ***Ya me harté de sentir impotencia ante las autoridades que buscan oprimir y exprimir a las empresas para llegar a sus cuotas de recaudación y, encima, de ver que las leyes en nuestro país atentan contra éstas y sus trabajadores. Ya me harté de ver como el IMSS roba a los pobres pensionados y los trata con la punta del pie, por estar viejos y de cómo nos roban a los empresarios con abyectas y pésimas decisiones burocráticas allegados al dedazo político llamado ignorancia plena. Ya me harté de ser parte del 30% de la economía formal que mantiene al 70% de la economía informal aunque este porcentaje está en aumento debido a la estupidez mayúscula del doctor Luis Videgaray en SHCP. ***Ya me harté de empresarios que se hacen ricos de la noche a la mañana con jugosos contratos con los gobiernos, sin siquiera cumplir con sus obligaciones fiscales y sociales. Ya me harté de los grupúsculos del poder, del INE y de los sindicatos que sólo cobijan a vividores resentidos sociales, que ni trabajan y que sólo buscan no cumplir y evadir la ley pero ganando canonjías y salarios de alto nivel. Hoy todos lo ciudadanos decentes, trabajadores y comprometidos con su entorno, estamos hartos de escuchar los atropellos, los insultos a nuestra inteligencia, las farsas, los conflictos de intereses, la violencia, la estúpida y falsa publicidad de los actos del presidente como si todos fuéramos ilusos e ignorantes como él y la lista sigue y sigue. *** Hago un llamado a todos los ciudadanos mexicanos honestos quienes, como yo, estamos hartos. Señala sin miedo a represalias, levanta la voz, exige, demanda, manifiesta tu inconformidad y tu decepción, demostrándoles que sabemos más que ellos y que no nos chupamos más el dedo. Súmate a los miles de mexicanos que estamos levantando la voz y así, los políticos ante esa presión, comenzarán a adelgazar la piel y escucharán éstas exigencias y tal vez por cuidar su hueso un poco, puedan actuar en consecuencia. Será una lucha sin cuartel, pero te aseguro que el bien colectivo triunfará ante el mal de grupos de poder. *** Soy Javier Vázquez Coria, mexicano, hidalguense, empresario y padre de familia, tan imperfecto como cualquiera pero sin cola que me pisen y no tengo miedo, ¡tengo hartazgo! ¡Ya me cansé del atole con el dedo del gobierno de EPN y sus secuaces! Amo profundamente a México mi país, y, por eso, no he perdido la fe en él y nunca lo haré. ¡Yo soy México y tú también lo eres! Como ciudadano, aspiro simplemente a formar a mi familia y colaboradores con honradez en valores morales y sociales para dejarles un mejor país del que yo recibí. ¡Simplemente ya me harté! *** ¿Qué parte de ya estamos hartos, no entiende la clase política nacional?*** 88 “clanes” familiares dominan Congreso; acumulan años en la nómina parlamentaria desde 1934; 53 dinastías llevan entre nueve y 18 años; 38 castas, entre 21 y 57 informa el periódico El Universal. Esto muestra la empresa familiar en que se han convertido los partidos políticos nacionales y de lo que ellos emanan. Los Vicencio, los Calderón-Zavala, los Rojo-Lugo, los Murat, los Madrazo, los Ortega, los Monreal, los Batres, los Bejarano-Padierna, los González Martínez, los Gordillo, los Sansores y demás. ¿Qué beneficio han dado a la Nación?*** Reflexionemos el voto, no llevemos a delincuentes a los congresos. Seremos responsables sino lo reflexionamos. *** Carolina Gudiño, Alberto Silva, Erick Lagos, Edgar Espinoso, Adolfo Mota, todos priistas, no pasarían el #3×3. *** Por cierto, ¿cuándo harán su declaración patrimonial la mayoría de los candidatos veracruzanos? *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.