Por Virginia Durán Campollo
14 de mayo de 2015

El adagio popular dice que zapatero a tu zapatos. El olvido de esta sensata enseñanza popular, es la causante de un mega problema de dónde parte mucha de la ineficiencia, de los sectores productivos del país. Los mexicanos son sui generis, en lo de la contratación de personal. Hay varias circunstancias que se omiten, como una evaluación real de la capacidad del entrevistado. En lo que es el sector empresarial, el más productivo, se siguen reglas estrictas como avalar estudios, trayectoria, habilidades, exámenes sicológicos. Hablamos del primer círculo, a donde van gerentes, sub gerentes, directores de áreas y hasta secretarías ejecutivas. El problema es en la función pública. Ahí se manejan otros criterios arbitrarios, con los que se cosecha un numeroso clientelismo político que no aportan nada. El único requisito para puestos de gran responsabilidad son parentesco, amigos, cómplices y amantes. *** No hay en los aspirantes políticos ideología, compromiso social, trayectoria partidista, estudios comprobados. Es el nepotismo lo que impera. Por ello da cabida a tanto vándalo, que sólo busca enriquecerse. Utilizan el poder, para hacer grandes negocios y el fuero para protegerse. Diputados y senadores, de vergüenza. Algunos que ni la primaria cursaron y, en algunos estados, entran a los congresos hasta con sombrero. Los jefes, que no saben ni en dónde están parados y dedican su tiempo a otras actividades. Dejan en manos de algún trabajador de tiempo y responsable, el manejo de la oficina. Ellos acuerdan en bares y restaurantes, consumiendo miles de pesos en bebidas y alimentos. *** Ojala se reflexionará en ello, a todo nivel. Maestros, abogados, ingenieros, periodistas, médicos y demás profesionistas, deben tener la formación. Vamos en picada y no es sólo culpa del gobierno. La sociedad tiene el deber de participar y la omisión, es causante de muchos de nuestros problemas. Debemos estar alertas de cualquiera que preste un servicio público, sobre todo en la educación y la salud.  Exigir y denunciar si somos objeto de engaños. Hay quienes intimidan, sólo para imponerse. La mayoría se queja de haber sido objeto, por lo menos una vez, de algún fraude o daño por parte de impostores. Todos tienen derecho a participar en política, por ejemplo, pero quienes han estado en ella. No artistas, boxeadores, futbolistas que los partidos meten para atraer al respetable. Sí hay hombres y mujeres honorables, que tienen sana intención de servir a los demás a través de la política que es una ciencia. La han prostituido, pero en esencia es profunda y humanista. *** Es necesario acudamos a votar. No es nada recomendable el voto nulo. Asistamos a las urnas con confianza, pero en el conocimiento de quiénes son los candidatos. Seremos responsables si llevamos a delincuentes a cargos de representación popular. *** Hoy viene el presidente Peña a Veracruz, ¿sabrá de la ola de asesinatos y la urgencia de la población por los secuestros? ¿Conocerá que se está pidiendo la renuncia del secretario de Seguridad Arturo Bermúdez y del fiscal Bravo Contreras? Ojala que exista alguna actitud que demuestre que el primer mandatario, conoce del infierno que se vive. *** “Desde quien cometa una falta administrativa de tránsito, hasta el pillo abusivo que desde el amparo del poder saca beneficio personal con recursos que no le son propios sino de la gente, tiene que encarar un castigo ejemplar. En cuanto eso se empiece a lograr en este país, habrá muchas mejores condiciones económicas, de seguridad y de desarrollo. Vamos a estar muy atentos a que la Procuraduría General de la República, para los casos en los cuales ya fue avisada, cumpla con su deber. Y estaremos atentos a lo que haga la Auditoria Superior de la Federación. La impunidad y la corrupción deben ser desterradas y combatidas. Esperamos que haya consecuencias jurídicas, para quien haya abusado de la confianza ciudadana”. Al senador José Yunes Zorrilla, Pepe, no se le puede restar capacidad académica, trayectoria y responsabilidad política. Desde el Senado, el presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, está atento a las necesidades, en ese aspecto, de la ciudadanía. Retomo sus declaraciones, pues es importante destacar que el senador conoce de las verdaderas necesidades de la población. Del reclamo justo en contra de quienes han violado las leyes en todos sentidos, como funcionarios, y han robado al erario público. Su posición al respecto queda inscrita y sabemos que tiene la prestancia, aunque es institucional, para intervenir con firmeza en la problemática. Entre líneas, en la coincidencia, hay un compromiso y lo hará valer. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá que tomar. Hasta la próxima.