LECHERosalinda Morales 
Xalapa- 2015-06-01

Veracruz es cuarto lugar nacional en producción de leche con el 9 por ciento, poco a poco ha ido recuperando su vocación lechera con el impulso a frigoríficos sin embargo se ve afectado por la escasa política de apoyo al sector.

La recuperación del precio de la leche a nivel mundial será muy lenta, por lo que México deberá aplicar una política de apoyo a los productores, para que esta actividad no desaparezca, advirtió el presidente del Gremio de Productores Lecheros de la República Mexicana, Salvador Álvarez Morán.

Los estados productores son Jalisco con 19%, Coahuila 12%, Durango 9%, Chihuahua 9%, Veracruz 7%, Guanajuato 7%, Estado de México 4%, Puebla 4% y el resto del país 29%.

El origen de la producción de leche es básicamente especializada, aproximadamente el 92 %, resultado de un inventario de dos millones 966 mil 117 vientres, mientras que el 8 % restante es de doble propósito con dos millones 466 mil 477 vacas.

Respecto al uso que se le da a la leche, el 30.9% de la producción se destina a leche pasteurizada, 17.6% leche deshidratada, 15.7% a la elaboración de quesos, 8.9% a yogur, 6.1% a leche rehidratada, 3.9% a crema y mantequilla, y 16.9% a dulces, helados y otros productos.

Ante este panorama dijo, “nos debemos poner todos las pilas, las secretarías de Agricultura, la de Desarrollo Social y productores, para tratar de salvar este problema, que básicamente es de precios”.

Señaló que a principios de este mes el precio de la leche en polvo en el mercado internacional bajó estrepitosamente y se cotizó en 1,960 dólares la tonelada, cuando en el mismo mes, pero del 2014 la tonelada llegó a costar 3,873 dólares la tonelada.

Esta distorsión del mercado internacional provocó que los industriales mexicanos aumentaran sus compras de este producto en el extranjero, principalmente de Estados Unidos, por lo que se desplomó el precio de la leche en el mercado interno.

Expuso que en enero de este año se tenía una situación complicada, ya que la tonelada de leche en polvo tenía un precio de 2,386 dólares la tonelada, en febrero tuvo una leve recuperación y se cotizó en 2,598 dólares, lo mismo que en marzo, cuando alcanzó un precio de 2,935 dólares, en abril 2,253 dólares y a principios de este mes de plano se cayó estrepitosamente el precio al cotizarse en 1,960 dólares la tonelada.

“Por esta situación hay más de 150 mil pequeños productores a nivel nacional que venden a menos de 3.50 pesos el litro, muy por debajo de su costo de producción que es de 5.50 pesos por litro, por lo que están en riesgo de abandonar la actividad”, dijo.

Al reunirse con líderes de asociaciones ganaderas de Los Altos y de Ciénega de Chapala, en Jalisco, señaló que ya se tienen pláticas con Liconsa para que cuando menos pague el precio del litro a los productores a 6.20 pesos y mantenga el volumen de compra para este año, en 778.5 millones de litros, que fue lo que adquirió en el mercado interno en el 2014, para completar sus programas de abasto y de entrega de este alimento a nivel nacional.

Propuso también a la brevedad reuniones con los representantes de Nestlé y Sello Rojo, entre otros, a fin de buscar un acuerdo para que se eliminen los topes e incremente las compras de leche.

Los representantes de los productores manifestaron la desesperación e incertidumbre que prevalece en ellos, que está obligando a muchos a enviar las vacas al sacrificio. Comentaron que de no haber acuerdo con las empresas o con el gobierno, efectuarán un paro en la entrega de leche a la industria no de uno sino de varios días, lo que los llevaría a derramar miles de litros de leche en los diferentes municipios de Jalisco.

Álvarez Morán explicó que la actividad lechera en México, gracias a la apertura comercial y a otros fenómenos, se ha visto fuertemente presionada en los últimos años; esto ha significado que muchos pequeños productores experimenten dificultades para continuar con la actividad, ya que el margen de utilidad ha desaparecido.

Es importante mencionar que la producción de leche en México tuvo un aumento del 80% de 1994 al 2014, al pasar de 7 mil millones de litros a 11 mil 130 millones de litros.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO