Alma González

El lunes 23 de junio de 2015, tuvieron a bien citar a los Jefes de Manzana de la Delegación Este a las 16:30 horas.
Ubicada en la calle Heriberto Jara Corona, Colonia, Azteca, tendríamos el honor de recibir la visita del nada ilustre presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, con motivo de inaugurar una Biblioteca en ese lugar.
Honestamente ni me preocupé del asunto, porque mi instinto me decía que no iba a venir y así sucedió, para variar se le presentó “un imprevisto” o sea le importó bien poco que llegaron los jefes de manzana de colonias súper alejadas de este lugar, Sumidero, Casa Blanca, Higueras y hasta donde se compró el imberbe jovenzuelo unas cuantas hectáreas, en Las Cruces, perteneciente a la población de El Castillo, lugar donde suele acudir bien seguido, dicen que para quedar abstraído quizás por lo que ya tiene pensado construir.
Hoy lunes 29 de junio, volvieron a llamar que ahora sí estará inaugurando la Biblioteca a las 5 pm. .
A este muchacho esto de gobernar bien no se le da, creo que le gusta mucho descansar en brazos de Morfeo.
Resulta que lo busca uno en el Palacio Municipal e informan sus achichincles que anda en la colonia tal, lo hemos ido a buscar solo para corroborar el dicho por sus secres y tampoco se le encuentra ahí.
En fin, por la noche les platicaré como estuvo la “inauguración” de el famoso e inexistente hasta ahora reservorio de libros en la Delegación Este, no los invito, pero si gustan asistir, los esperamos.
Sugeriré si no viene el presi municipal de Xalapa, sea la señorita que está al frente de esta zona este Olga Alarcón Ricardez, quien proceda a poner al servicio de los habitantes de esta zona, proceda a cortar el listón.
La señorita Alarcón ha dado muestras de un gran entusiasmo por trabajar y bien merece la apoyemos, pero a ella, no al zángano que se les ocurrió poner a dirigir los destinos de muestra ciudad, de por sí ELMO la dejó jodida y saqueada, no quiero imaginarme cómo quedará cuando por fin, con la parsimonia que nos caracteriza, veamos pasar los dos años y cacho que aún le quedan a Ameriquito, cómo quedará nuestra otrora bella ciudad.

Aprovecho para agradecerle y mucho a Olga Alarcón Ricardez, delegada de esta zona, los vecinos que circundamos instalaciones del Instituto Nacional Electoral. Distrito 8 Rural, ubicado en Constituyentes de 1857, la prontitud con que atendió nuestra petición de mandar a barrer la calle, después del 8 de junio que en un radio de 2 cuadras aparecieron platos y vasos de unicel como si hubieran tocado los Tigres del Norte.

Hay que entender el INE está tan miserablemente pobre que no le da, para poner cestos para basura ni antes, ni después de las votaciones. Eso sí vigilantes de los tres turnos y un batallón del glorioso Ejército Mexicano permanece a un costado del edificio, en una casa alquilada exprofeso a un particular.