enrique_hdz_EFE_elecciones_2015_intRedacción- 2015-06-04

Los maestros disidentes han extendido por casi todo el sur de México sus protestas, a cuatro días de los comicios federales intermedios y poco después de que el Gobierno federal anunciara la cancelación de la evaluación magisterial que era la esencia de su Reforma Educativa.

Los maestros, que el lunes iniciaron una huelga indefinida que afecta a más de un millón de alumnos, buscan boicotear los comicios del 7 de junio y a la vez presionar al Estado para que responda a sus peticiones, entre ellas derogar la Reforma Educativa. También se han realizado protestas en Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Guerrero, con bloqueo de vías, quema de papeletas y toma de edificios públicos.

En la tarde de ayer, se reportan movilizaciones en la capital del país. Líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación arribaron a la Secretaría de Gobernación y una comisión de 35 personas ingresaron para dialogar sobre su pliego petitorio. Juan José Ortega, líder de la Sección 18 de Michoacán, dijo que el próximo domingo pretenden cerrar el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

También aseguró que tomarán el Zócalo capitalino. Rubén Núñez, líder de la Sección 22 de Oaxaca afirmó que la reunión con la Segob no será para analizar las próximas acciones dentro del boicot electoral, sino para dialogar sobre sus 11 peticiones, entre las que está la abrogación de la Reforma Educativa y la aparición con vida de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Votaciones violentas

México cerró el periodo de campaña para las elecciones del próximo domingo con cerca de una veintena de muertos y acciones de boicot por parte de los sindicatos de maestros y de los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos.

Dos meses después de iniciar las campañas, los candidatos para los mil 996 cargos en disputa, incluidos 500 diputados federales y gobernadores de nueve estados, cerraron ayer sus actos de proselitismo en los que llamaron a votar a los más de 83 millones de mexicanos.

En la presentación de la sala de prensa habilitada para el seguimiento de las elecciones, el titular del INE, Lorenzo Córdova Vianello, dijo que la institución está preparada para los comicios a pesar de las condiciones extremas.

Diversos medios de comunicación locales publicaron listas que hablan de que en los últimos meses han muerto una veintena de personas, entre precandidatos, candidatos y miembros de los equipos de campaña. Un país desbaratado Sin importar las siglas de su partido, los candidatos a las elecciones del próximo domingo 7 de junio llevan semanas sufriendo ataques y asesinatos, en unos comicios amenazados de boicot por parte de los sindicatos de maestros y los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en Guerrero.

El último hecho violento que empañó la contienda electoral ocurrió durante la tarde del martes en Valle de Chalco, en el Estado de México. En este municipio fue asesinado a balazos Miguel Ángel Luna Munguía, candidato del PRD a diputado federal. No obstante, los mensajes del Gobierno mexicano buscan reflejar normalidad, como cuando el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, negó hace unos días que el Gobierno se haya visto rebasado por la violencia y aseguró que el país “no está en llamas”. Aún así los ataques han hecho saltar las alarmas.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO