Ciudad de México- 2015-06-02

Mineros de la sección 65 y pobladores de las comunidades aledañas al Río Sonora bloquearon desde esta mañana las entradas a la mina Buenavista del Cobre, propiedad de Grupo México y responsable del derrame de químicos en ese afluente.

Los manifestantes han quemado casetas y vehículos oficiales en el lugar como parte de la protesta que mantienen en contra la empresa propiedad de German Larrea. Esa misma minera enfrenta señalamientos por corrupción en la mina de Aznalcóllar en España y por los disturbios ocasionados en Perú por el proyecto de Tía María.

El Alcalde de Cananea, Francisco Javier Tarazón Curlango, confirmó en entrevista telefónica para Notimex que alrededor de las 5:30 horas los manifestantes bloquearon algunas puertas de la planta minera e incendiaron una patrulla de la Policía Federal.

Mencionó que el conflicto está confinado en la zona de la planta minera y el resto de la ciudad se encuentra tranquila, “hasta el momento no hemos tenido comunicación con los líderes mineros y desconocemos lo que quieren con este movimiento”.

Tarazón Curlango mencionó que personal de la Dirección de Seguridad Pública Municipal realiza los rondines de vigilancia normales en Cananea y que se encuentra en coordinación con fuerzas estatales y federales.

Anotó que hasta el momento no se ha solicitado reforzamiento de la presencia de esas corporaciones en la región y reiteró que la protesta está concentrada en la minera productora de cobre, en tanto que “el resto de la ciudad está tranquila”.

No obstante, Antonio Navarrete, vocero de la Sección 65 del Sindicato Minero, informó vía telefónica al diario El Norte que estaban en medio de un choque contra agentes que portaban cascos y escudos.

El Frente Unido contra el Grupo México inició, a mediados de marzo, un plantón permanente en la zona de pozos de rebombeo de la minera Buenavista del Cobre, para demandar la remediación total de los daños ocasionados por el derrame tóxico de agosto de 2014.

Los pobladores del Río Sonora, a los que se les unieron los mineros de la sección 65 del Sindicato Minero, piden la construcción de la clínica para el seguimiento epidemiológico de las personas afectadas en su salud por la contaminación del río.

Asimismo, piden que la contingencia ambiental concluya en los siete municipios afectados hasta que se remedien por completo los daños a la salud de los pobladores, a la economía y la ecología de la región, pues consideran que el río sigue contaminado.

Sinembargo.mx/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO